Previo a marcha ‘Ni una menos’, GCDMX protege monumentos con emplaye

El débil plástico para proteger monumentos no es más que una analogía de la nula protección con la que cuentan los mexicanos

Especial
-Publicidad-

Tras los disturbios que se generaron durante la última marcha para exigir a las autoridades mayor seguridad para el sector femenino, el Gobierno de la Ciudad de México inició los operativos de seguridad no sólo para manifestantes y transeúntes de la manifestación de este lunes sino que edificios, comercios y monumentos serán protegidos para evitar la vandalización de los establecimientos.

Con vallas metálicas alrededor del Palacio de Bellas Artes, la Catedral Metropolitana y el edificio de Correos, así como el recubrimiento de columnas y monumentos históricos con plástico, se busca que el patrimonio de la ciudad sea lo menos afectado posible.

-Publicidad-

“Desde las 15:00 horas de este 25 de noviembre, y hasta el término de las actividades, la Secretaría de Seguridad Ciudadana establecerá los dispositivos de vigilancia, seguridad y de control de tránsito vehicular en el punto de reunión y sobre la ruta de desplazamiento de las manifestantes”, indicó la Secretaría de Seguridad Ciudadana por medio de un comunicado.

Especial
Especial

No obstante, la destaca la precariedad con la que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, busca evitar pintas y destrozos en el recorrido, que irá del Ángel de la Independencia a la plancha del Zócalo en punto de las 17:00 horas, pues es tan débil su “protección” que con cualquier objeto con algo de punta podrá tirar el emplaye que se utilizó.

Te puede interesar | Sheinbaum crea unidad especial para atención a mujeres

Si las paredes y monumentos, que tanto les importa a la ciudadanía y a los políticos, no cuentan con una seguridad de alto nivel, ¿qué nos espera a nosotros siendo uno de los países más violentos del mundo?