Recomiendan no abrir tramo subterráneo de Línea 12 hasta reparar tramo elevado

Fino recomendó no reanudar el servicio hasta que se repare el tramo colapsado, se rehabiliten las vías y se dé un mantenimiento intensivo

Recomiendan no abrir tramo subterráneo de Línea 12 hasta reparar tramo elevado
Foto: Contraréplica

El Colegio de Ingenieros de México recomendó al Gobierno de la Ciudad de México no reiniciar operaciones en el tramo subterráneo de la Línea 12 del Metro hasta que se efectúe una revisión profunda del accidente ocurrido el pasado lunes 3 de mayo.

En conferencia de prensa, Bernardo Gómez González, coordinador del Comité, presentó los resultados de la inspección del tramo elevado de la Línea Dorada y recomendó llevar a cabo revisiones de niveles dos y tres, así como obtener el informe de vulnerabilidades correspondiente.

En ese sentido, sugirió a las autoridades capitalinas a no reanudar el servicio en ninguno de los tramos de esta línea hasta que se lleve a cabo una revisión detallada de la obra y se reparen las vías, luego de que se identificaron deficiencias y vulnerabilidades.

Sobre el tramo subterráneo, señaló que uno de los principales problemas detectados en el túnel de la Línea 12 son las filtraciones de agua, principalmente en la parte del túnel que fue construida por método convencional de excavación, la cual abarca 1.1 kilómetros.

 

Te puede interesar | Ningún presidente había insultado a los ciudadanos directamente: Loret de Mola

Por su parte, Francisco Suárez Fino, presidente de la Asociación de Ingeniería de Túneles y Obras Subterráneas (Amitos) también recomendó no reanudar el servicio hasta que se repare el tramo colapsado, se rehabiliten las vías y se dé un mantenimiento intensivo.

No es posible reabrirlo hasta que se repare el tramo colapsado, es muy importante, y quiero reiterar, que el túnel no tiene ningún problema estructural, no corre riesgo y  y puede operar desde el punto de vista estructural, pero se recomienda reparar las vías y darles mantenimiento“, dijo.

Por último, los integrantes del Colegio de Ingenieros consideraron que se debe transformar la experiencia del accidente en una oportunidad para hacer mejor las cosas, pues el proyecto no se termina con el inicio de operaciones, sino que continúa a lo largo del funcionamiento de la construcción.

Con información de La Razón y Al Momento

MSA