“Parece prisión”, mexicanos relatan cuarentena en crucero por coronavirus

Los mexicanos se encuentran varados en Japón, estaban por terminar la cuarentena pero 65 casos nuevos podrían cambiar los planes

Especial
-Publicidad-

La crisis que ha provocado la propagación del famoso coronavirus ha dejado varados a varios pasajeros, junto con la tripulación, del crucero Diamond Princess que navegaba cerca de las costas de Yokohama, Japón, pues se registraron varios contagios.

Según relatos de una pareja mexicana, Javier Antonio Alatorre y su esposa, las medidas de sanidad son tan estrictas que incluso compararon la cuarentena como si fuera una prisión, aunque es peor para aquellos que fueron infectados.

-Publicidad-

“El alimento se lleva tres veces al día a cada camarote. Ellos lo entregan en la puerta del camarote; nosotros no podemos salir del marco de la puerta a recibirlo. Parece que estuviéramos en prisión, detalló el connacional.

Luego de haber terminado con sus alimentos, los pasajeros deben dejar los platos sucios afuera de su puerta, cerrar de inmediato y esperar a que el personal acuda para llevárselos y desinfectarlos.

Hasta el momento, el único trato que tienen con el exterior es una televisión con toma fija hacia las afueras de la embarcación, nadie puede tener libre paso y sólo han podido salir en dos ocasiones, por una hora, en los últimos seis días.

“En la primera ocasión no se podía hablar con otra persona a menos de un metro de distancia. Nos están vigilando, de acuerdo con el comportamiento de la gente, siguen permitiendo salir y lo van anunciando”.

Te puede interesar | Trabajo en conjunto evitará se propague más el coronavirus: OMS

En primera instancia, el capitán del crucero anunció que, de no haber casos de contagio confirmados, el próximo 19 de febrero la cuarentena llegaría a su fin, sin embargo, este lunes 10 de febrero se anunciaron 65 nuevos casos por lo que regresa la incertidumbre al barco.

“No sabemos qué va a pasar con estos 65 nuevos casos de ayer, si va a haber algún cambio, no lo sabemos. El capitán se ha atenido a toda la información del gobierno japonés que las autoridades sanitarias le den a conocer”.