Moles, tés y no mentir: Las recomendaciones más estúpidas para tratar el COVID-19

Esta actitud irresponsable y estulta de AMLO poco a poco fue contagiando a otros funcionarios públicos quienes han dado algunas “recomendaciones” para tratar este virus

Especial
-Publicidad-

A finales de febrero de 2020 se registró el primer caso positivo de coronavirus en México y a la fecha 101 mil 238 mexicanos se han infectado y 11 mil 729 han muerto a causa de esta enfermedad, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud (Ssa).

A pesar de este oscuro panorama, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha minimizado los daños ocasionados por esta crisis sanitaria, para ello en muchas ocasiones pidió a la sociedad mexicana salir de sus hogares para ir a comercios y negocios para reactivar la economía mexicana.

-Publicidad-

Esta actitud irresponsable y estulta del mandatario tabasqueño ante la pandemia del COVID-19 poco a poco fue contagiando a otros funcionarios públicos quienes han dado algunas “recomendaciones” para tratar este virus.

Te puede interesar | Fayad explica qué son las “gotitas mágicas” que le dio Cordero para superar al COVID-19

1.- Barbosa y el mole de guajolote:

Durante su visita en el municipio de Ajalpan, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, aseguró que la “vacuna” del COVID-19 era un plato de mole de guajolote.

 

Cabe recordar que el este gobernador morenista estuvo envuelto en la polémica ya que él aseguró que la “gente acomodada” era el principal objetivo del COVID-19, mientras que la gente pobre, como el presumió, eran inmunes.

2.- Navarrete Aguirre y su té de canela

Carlos Navarrete Aguirre, diputado del Partido Encuentro Social (PES), también ha minimizado esta emergencia sanitaria, al señalar que “no era nada grave”.

Durante una sesión del pasado 13 de mayo, el legislador dudó de la existencia de pacientes con coronavirus y al final señaló que con un té de canela era suficiente para tratar esta enfermedad.

3.- No mentir ayuda a combatir al COVID-19, asegura AMLO

Por último, tenemos el caso del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien esta mañana fue cuestionado por no seguir las medidas para prevenir contagios de coronavirus.

En ese sentido, Andrés Manuel aseguró que él cumple con la medida de sana distancia, pero que para evitar contraer este virus él “no ha mentido, no ha robado, ni ha traicionado” al pueblo de México.

Como pueden ver, la ignorancia y estulticia de AMLO resultó ser más contagioso y peligroso que el propio COVID-19, lo preocupante es que este tipo de actitudes de algunas autoridades ha propiciado que diversas personas no tomen en serio las medidas sanitarias.

Con información de El Universal y Forbes México