El Presidente se volvió a hacer bolas

Especial
-Publicidad-

Ahora sí que el Presidente se hizo bolas. Confundió índice de letalidad con la mortalidad por cada 100 mil habitantes. La confusión lo llevó a tropezar de nuevo con la misma piedra: descalificar sin fundamentos a la prensa crítica.

Me explico: El doctor Hugo López-Gatell, vocero oficial de la pandemia, acababa de explicar, en la mañanera, que la letalidad es el porcentaje de casos de una enfermedad dividido por el número de personas que mueren de esa  enfermedad, en este caso el covid-19.

-Publicidad-

Y de facto aceptó que hay un subregistro de los contagios y que por eso la letalidad es alta.

“Los casos leves no tenemos un interés particular en contabilizarlos, la vigilancia epidemiológica es mucho más que contar y que tener números”, justificó. La bronca es que por no rastrear los casos leves o asintomáticos, que son el 80% del total de contagiados, no sabemos dónde estamos parados, a cinco días de que termine la cuarentena.

 *En la mañanera de ayer, el Presidente estaba distraído o no entendió. Lo único que evidenció fue su irritación por el hecho de que Reforma publicó ayer, en su nota principal, que México lidera, en América Latina, la letalidad por covid-19.

“Ésta es una noticia del periódico Reforma que está compitiendo con El Universal para ver cuál es más amarillista. Desde luego que no es cierto lo que ellos sostienen. Hay manera de demostrarlo.

“Son muy insensatos, confunden las diferencias que tenemos de carácter político-ideológico con estos asuntos que tienen que ver con la salud de nuestro pueblo.

“Están empeñados en crear alarmas. En dar ese tipo de noticias falsas. Decir que México es el primer lugar en letalidad en América Latina es una falsedad”, insistió.

La letalidad en México era, a esas horas, de 10.7 por ciento. Es decir que casi 11 de cada 100 enfermos muere por coronavirus; mientras que en Brasil, epicentro mundial de la pandemia, la letalidad es de 6.2 por ciento.

Para colmo, ayer se rompió el récord nacional de más defunciones en 24 horas (501) y contagios (3 mil 455.) La letalidad subió a 10.9 por ciento.

El promedio mundial es de 6.4 por ciento.

Brasil tiene menor índice de letalidad porque ayer, a la hora de la mañanera, tenía 363 mil contagios y 22 mil 996 muertos.

En la primera plana de Reforma también se publica un cuadro con los porcentajes que tienen que ver con la mortalidad por cada 100 mil habitantes. Allí sí nos ganan Ecuador, Perú y Brasil.

Los datos son de la Universidad Johns Hopkins.

 *La austeridad republicana que aplica a rajatabla la Secretaría de Hacienda  tiene a todas las instituciones que no tienen nada que ver con el sector salud, las fuerzas armadas, o la Presidencia, en la miseria.

No tienen para pagar ni la renta de los inmuebles ni el agua o los recibos de luz. La nómina del personal outsourcing está en riesgo.

Los contratos firmados que no han sido liquidados (los pagos son mensuales) no podrán ser finiquitados porque la SHCP congeló el 75 por ciento del presupuesto de las dependencias.

En cuanto a los órganos descentralizados, desaparecieron de sus cuentas los recursos que la Cámara de Diputados les asignó.

Hay miedo de hablar. Nos consta. El decreto de Austeridad señala que la Función Pública será la que verifique si se cumple con la austeridad.

¿Hacia dónde nos lleva este gobierno?

Te puede interesar | “No es lo que esperábamos de la 4T y del gobierno de AMLO”: Diputada de Morena

 *Pemex y el sindicato de trabajadores petroleros “ya tomaron cartas en el asunto de los contagios” de covid-19 en la plataforma Abkatun, nos reporta  el ingeniero Martín Gómez, contagiado en vías de recuperación.

Don Martín, como le dicen, nos narró el lunes el viacrucis que vivió con el virus que contrajo en la plataforma y el nulo interés del sindicato hacia trabajadores infectados mar afuera.

Vía telefónica nos confirmó ayer que unos 200 trabajadores se acercaron al Acap (servicios médicos de Pemex) para hacerse la “prueba rápida”. En 20 minutos les entregaron los resultados.

Ahora lo que esperan es que les repitan las pruebas cuando bajen de la plataforma.

Y es que de Dos Bocas y de Paraíso, Tabasco, también suben trabajadores “y no sabemos si allí se han tomado medidas sanitarias”, puntualizó.