Coronavirus llega a América; México podría estar vulnerable por el Insabi 

Desde que inició operaciones a principios de este 2020, el Insabi ha estado envuelto en muchas irregularidades y polémicas

Especial
-Publicidad-

El pasado 14 de enero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre el brote de un nuevo coronavirus en China, el cual ha infectado a 300 personas y ha cobrado la vida de hasta el momento tres personas.

De acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, los coronavirus son una familia de virus, los cuales causan diversas enfermedades que van desde el resfriado común hasta un Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS).

-Publicidad-

Ahora, las alarmas están prendidas en el continente americano, ya que este martes se reportó que una persona que viajó desde China fue diagnosticada en Seattle con el coronavirus.

Debido a esta situación, se espera que los hospitales norteamericanos alisten protocolos para aquellas personas con síntomas de padecer una enfermedad respiratoria con el objetivo de localizar y aislar lo más pronto posible a los afectados.

Te puede interesar | Por políticas de la 4T, México queda fuera de los 10 países más atractivos para invertir

Ante todo este panorama debemos preocuparnos aún más los mexicanos debido a la crisis en el sector salud que tenemos y todo provocado por las estulticias del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Como recordarán, el mandatario tabasqueño sustituyó al Seguro Popular con su Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), con el cual prometió que la población tendría acceso a todo sos servicios médicos y no faltarían medicamentos.

Sin embargo, desde que inició operaciones a principios de este 2020, el Insabi ha estado envuelto en muchas irregularidades y polémicas; por ejemplo la Secretaría de Salud (SSa) contradijo a López Obrador y le señaló que institutos nacionales de salud y hospitales federales sí cobrarán cuotas a los servicios de atención de tercer nivel y de muy alta especialidad.

Además, no hay que olvidar que desde el año pasado ha habido un desabasto de medicamentos, y como ejemplo tenemos a los niños con cáncer del Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG) a quienes les han negado sus tratamientos debido a que no contaban con las medicinas.

Te puede interesar | Habrá más desempleo en México, advierte Organización Internacional del Trabajo

Por último, no hay que olvidar que a mediados de mayo de 2019, Germán Martínez renunció como director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al argumentar que había una injerencia por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el cual era dirigido en ese entonces por Carlos Urzúa, y con el cual ponía en riesgo la prestación de sus servicios de salud.

Además, en ese mismo mes se supo que la SHCP congeló cerca de 800 millones de pesos los cuales eran destinados para 26 institutos de salud, hospitales y centros de alta especialidad, y todo con el objetivo de alinearse a las medidas de Austeridad Republicana.

Por ello, debemos preguntarnos:

¿Realmente el Insabi podrá atender una enorme amenaza como el coronavirus, puesto a que no ha podido solucionar problemas y necesidades tan básicas como garantizar el abasto de medicamento para los mexicanos?

Que no nos sorprenda que la estulticia de López Obrador termine cobrando la vida de millones de mexicanos, ya que como hemos visto al farsante que tenemos como presidente no le interesa nada la salud de los mexicanos.

Con información de El Universal y El Clarín