AMLO promete bajar la violencia con el mismo gabinete que no ha dado resultados

Durazo, Gertz Manero y Sánchez Cordero ya tienen manchadas las manos de sangre, pues no han sido capaces de combatir la violencia en el país

Seguridad
Especial
-Publicidad-

Conforme avanza la “Cuarta Transformación” las principales problemáticas del país solo empeoran, y el rubro que más perjudica a la población es la inseguridad, misma que dejó 34 mil 579 muertos de diciembre de 2018 a noviembre de 2019, según cifras oficiales.

En ese sentido, durante la conferencia matinal del pasado 15 de enero, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo que para el próximo 1 de diciembre se terminarán de sentar las bases de la transformación del país, por lo que “va a haber resultados en esto que es el tema más difícil que hemos enfrentado”. 

-Publicidad-

“Pero 34 mil muertos no es ningún éxito, con todo respeto. Están muriendo cuatro mexicanos por hora, en lo que va a durar esta conferencia de prensa van a haber muerto cuatro o seis mexicanos”, enfatizó Jorge Ramos durante su intervención, en el Salón Tesorería de Palacio Nacional.

Te puede interesar | Puebla, ciudad gobernada por Morena, la más insegura: Inegi

Sin embargo, todavía no queda claro cómo esta problemática se va a resolver en lo inmediato, ya que el mismo gabinete de seguridad continúa, no existe una estrategia clara para combatir la violencia en el país, y si se intenta resolver desde es la causas, podrían pasar años para que la solución sea palpable.

Más allá de la ineptitud del primer mandatario nacional, pocos cuestionan al titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadano (SSPC), Alfonso Durazo. El fiscal General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, brilla por su ausencia. Y la secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, soslaya esta problemática en su quehacer diario.

Con el panorama antes descrito, es altamente probable que para el último mes de este 2020, lo único que se termine de confirmar es el fracaso, en materia de seguridad, por parte de López Obrador y los funcionarios que, en teoría, deberían resguardar el bienestar de la población. Aunado, a que la Guardia Nacional tampoco ha dado resultados.

Con información de Reformar