Activistas ven una CNDH ‘ausente’ con Piedra Ibarra

Varios colectivos activistas consideraron que la CNDH a cargo de Rosario Piedra Ibarra no defiende a la ciudadanía sino al Estado

CNDH ha quedado a deber
Foto: Especial
-Publicidad-

Activistas y defensores de derechos humanos de las víctimas denunciaron que la Comisión Nacional de Derechos Humanas (CNDH), a cargo de Rosario Piedra Ibarra, se ha vuelta ‘ausente‘, pues está lejos de la realidad y de los temas que afectan a la ciudadanía.

Cabe recordar que la postulación de Piedra Ibarra al frente de la CNDH, por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, generó mucha polémica, ya que era militante activa de Morena en Nuevo León, además, de manera abrupta rindió protesta en la Cámara de Senadores.

-Publicidad-

Te puede interesar | AMLO asegura que representará a México con “decoro” y “mucha dignidad” ¿En serio?

De acuerdo con El Sol de México, tanto María Elena Morera Mitre, presidente de Causa en Comú, como Isabel Miranda de Wallace, titular de Alto al Secuestro, coincidieron en que la CNDH de Piedra Ibarra está “callada y ausente”, pues dejó de lado su posición garantista de los derechos de las víctimas; pues solo vela por los derechos del Estado y no de los mexicanos.

“Hay una pérdida de autonomía desde el momento que Rosario Piedra fue nombrada casi directamente por el Presidente, cuando es un órgano autónomo, pero además hay una debilidad institucional por la pérdida de recursos, porque ha puesto como visitadores a personas que no tienen los estudios necesarios para hacer ese trabajo, además de que no cumplen con la ley y los pone como directores y ahora quiere cambiar a la CNDH y poner una defensoría del pueblo lo que sea lo que eso signifique”, comentó Morera Mitre.

Mientras que Wallace exhortó a que “la CNDH debe recuperar su autonomía y su eficacia. Aunque de alguna manera creo que sí necesaria como mucha más acciones concretas para ver que vele por los intereses de los ciudadanos”.

Queda claro que la actual CNDH se ha quedado corta a la hora de atender los diversos casos de violaciones a los derechos humanos, pero eso es culpa de Rosario Piedra Ibarra, que no es ni la sombra de su madre.

Con información de El Sol de México