“Napito” amenazó a empresas mineras para compra cachitos para la rifa, acusan

El senador de Morena, amenazó a empresas mineras de que el Gobierno Federal les retiraría concesiones si no compraban boletos para la rifa del avión presidencial

Especial
-Publicidad-

El senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, amenazó a empresas mineras de que el Gobierno Federal les retiraría concesiones si no compraban boletos para la rifa del avión presidencial y también presionó a obreros a participar hasta que reunió una aportación de 10 millones de pesos para el sorteo de este 15 de septiembre.

Así lo informó Carlos Pavón Campos, presidente de la Unión Nacional de Sindicatos Minero Metalúrgicos y Metal Mecánicos de México (UNASIM), quien indicó que, posteriormente, Gómez Urrutia entregó los boletos, comprados con dinero ajeno, como un “regalo” de su sindicato a los trabajadores, en una acción que representa una burla.

-Publicidad-

Especificó que el dinero proveniente de empresas y de obreros fue depositado en el Sindicato Minero Nacional, que encabeza Gómez Urrutia, y sirvió para comprar 20 mil “cachitos” del sorteo de la Lotería Nacional, de 500 pesos cada uno.

Dio a conocer que, entre los trabajadores mineros, controlados por Gómez Urrutia, circula un oficio de su sindicato, en el cual se menciona que a partir del 9 de septiembre cada obrero podía recoger un boleto para la rifa del avión, sin costo alguno.

El dirigente de la UNASIM, agrupación que reúne a 10 sindicatos con 100 mil trabajadores, manifestó que dichos boletos obviamente tienen un costo y fueron pagados, en su mayoría, por empresas mineras, pero también por trabajadores.

El diputado federal explicó que los boletos fueron comprados por las compañías, de acuerdo a su número de empleados, que accedieron a realizar esa operación, después de las amenazas de Gómez Urrutia. El sindicato napista recibió esos boletos y los entregó a obreros, como un “regalo”.

TE PUEDE INTERESAR | Aumentaron un 45 % agresiones contra la prensa: Article 19

Consideró que, así, los recursos económicos para la compra de los boletos del sorteo de la Lotería Nacional, salieron de las arcas de las empresas y de algunos obreros, pero nunca de su sindicato, como pretende hacer creer el senador de Morena.

Puntualizó que, con la llamada rifa del avión, por tratarse de un proyecto presidencial, se obligó a funcionarios del Gobierno Federal, del Ejército y de todas las dependencias, a comprar billetes de lotería. “Estamos muy mal, ¿pues no que iban a cambiar las cosas?”, reflexionó.

Y agregó: “Es una burla para los mexicanos que utilicen una figura del avión, que no se va a vender. Dijo que lo iba a rifar, pero todos sabemos que no lo pueden rifar, porque no es del Gobierno de México. Ahora nos salen que son 100 premios, pero sin reintegros”.

Subrayó que es evidente el enfoque electoral en torno a la rifa, para señalar los supuestos abusos que había en el anterior gobierno, pero la aeronave se puede vender o regresar, sin tantas burlas.

Pavón Campos comentó que las empresas que aportaron recursos para la rifa, incluirán ese gasto en sus costos de operación, lo cual puede incidir negativamente en el reparto de utilidades de los trabajadores para el 2021.

SG