Mientras en México la 4T busca frenar energías renovables, España le dice adiós al carbón

Pero pareciera que eso no le importase a la Sener y eso de la austeridad solo es un circo mediático dentro de Morena

Especial
-Publicidad-

Mientras el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, endurece las reglas y pone un sinfín de trabas a las plantas eléctricas de energías renovables en el país, España cierra hoy la mitad de sus centrales térmicas, dando un gran paso a un etapa de energías más amigables con el medio ambiente.

Cabe señalar que desde el inicio del sexenio de Obrador, las autoridades manifestaron su total rechazo a las plantas de energía renovable, pero no contentos con eso, ahora buscan controlar el despacho de las plantas.

-Publicidad-

Las energías solar y eólica han registrado los precios más baratos de generación eléctrica por MegaWatt-hora (MWh), mientras que la electricidad producida en centrales con tecnología que utiliza carbón y combustóleo y gas natural enfrentan precios más elevados. Pero pareciera que eso no le importase a la Secretaría de Energía (Sener), ya que quizás sus intereses salgan afectadas.

Por otro lado, el cierre de las plantas térmicas en España, permitirá reducir a la mitad la capacidad de producción de energía por carbón, hasta los 4.7 gigavatios, de acuerdo a estas ONG’s.

TE PUEDE INTERESAR | AMLO denuncia supuestos fraudes en contratos de energía eléctrica

Situadas mayoritariamente en el noroeste de España -Galicia, Asturias o León-, pero también en Teruel -noreste- y Córdoba -sur-, las centrales pertenecían a los grupos españoles Naturgy, Iberdrola y Viesgo y al hispano-italiano Endesa.

Los propietarios de estas instalaciones habían decidido su destino hacía tiempo, su cierre este 30 de junio corresponde al fin del periodo de transición acordado para estas fábricas para ajustarse a la directriz europea sobre emisiones industriales.

Con información de Excélsior