Gobierno de Sheinbaum pagó hasta ¡6 mil pesos! por un cubrebocas, revela Reforma

No tardará la 4T en justificar su robo, o mandar a alguien del gabinete para que no se vea afectada la imagen de su mesías, AMLO

Especial
-Publicidad-

Tras el contexto delicado que se vive en México por la contingencia sanitaria producto del coronavirus, los Servicios de Salud de la Ciudad de México, adjudicaron el 27 de marzo un contrato por 25 millones 195 mil 200 pesos para adquirir 4 mil tapabocas, es decir, con un costo unitario de 6 mil 298 pesos 80 centavos.

En resumen, quiere decir que como parte de las compras emergentes durante la pandemia la CDMX reporta haber adquirido cubrebocas a ¡más de 6 mil pesos por pieza! -según la información pública que declararon-.

-Publicidad-

Con base a esto, en su página de internet, el Gobierno capitalino no muestra copias físicas de los contratos y sólo enlista los detalles generales, acción que hace dudar de dichas compras y desde luego, del monto que se haya pagado por adquirirlas.

En este caso, enuncia que la transacción está “cerrada”, que la proveedora es Partners & Pérez y que se trata de “cubrebocas desechables respirador purificador N96”, pero éste modelo no es el indicado para los estándares sanitarios ante el COVID-19.

Mientras que el modelo N95 es uno de los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para uso hospitalario, el N96 no figura entre los protectores personales comunes y sólo se ofrece en páginas de comercio electrónico como Alibaba o Mercado Libre.

Aunque no se especifica la marca del producto en la base de datos, la Secretaría de Salud capitalina aseguró a REFORMA que eran de la empresa 3M. Sin embargo, esta última no los ofrece en su página de internet dentro de los 20 tipos diferentes de respiradores.

TE PUEDE INTERESAR | AMLO dice gastar 250 mil pesos en giras

El precio de lista vigente del N95 – 9211 plus –el más costoso de este grupo– es de 3 dólares 40 centavos, es decir, 76 pesos por pieza al tipo de cambio de ayer y sin considerar costos de traslado.

No tardará la 4T en justificar su robo, o mandar a alguien del gabinete para que no se vea afectada la imagen de su mesías, caso similar que paso con el subsecretario de Salud, López-Gatell.