Gobernadores panistas lanzan su propia propuesta de salud

Para los gobernadores de oposición el Instituto propuesto por el presidente no cubre con las necesidades de los mexicanos

Especial
-Publicidad-

A raíz de la implementación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) dio a conocer su propia iniciativa para mejorar el sistema de salud.

Por medio de un comunicado, los mandatarios explicaron que apoyan la gratuidad en los servicios pero aseguraron que, además, están peleando porque todos los mexicanos puedan ser atendidos en lugares de primer nivel.

-Publicidad-

“Es imprescindible construir en conjunto un sistema de salud no solo gratuito, sino de gran calidad. La gente lo necesita y solicita”.

Según sus estatutos, un sistema gratuito y de alta calidad debe tener: recursos humanos bastos, personal profesional y, sobre todo, empático con el paciente; también debe ser imperdonable el desabasto de medicinas, además de dar constante mantenimiento a las instituciones y, por ende, al equipo que se encuentre dentro.

Por ello, los gobernadores desglosaron su propuesta en seis puntos:

– Firmar un convenio de colaboración con la autoridad federal, que supla a los de adhesión y coordinación que se nos han puesto a consideración.

-Establecer de inmediato una mesa técnica, con representantes de las entidades y de la federación, para garantizar a la gente servicios gratuitos con calidad, doctores, medicinas y equipos suficientes.

– Acordar los mecanismos de financiamiento que permitan asegurar un servicio de excelencia a las personas para las futuras décadas.

Te puede interesar | Menos presupuesto para estados que rechacen el Insabi, advierte AMLO

– Concluir los proyectos de infraestructura en marcha en toda la República.

– Continuar atendiendo en nuestros estados a todos los pacientes como se ha venido haciendo, de manera gratuita, eficiente y atenta, en el primer y segundo nivel.

– Transparentar y definir el destino de los 40 mil millones de pesos que pertenecían al Seguro Popular, que cuentan con recursos estatales.