Gertz Manero mete la mano en conflicto de Universidad de las Américas

Gertz Manero, desde la FGR, tiene todo para hacer ganar al sector de la familia Jenkins al que siempre ha apoyado

Gertz Manero
Especial

El titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, es juez y parte en el conflicto de la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP), toda vez que desde hace varios años mantiene un litigio con el Patronato de la institución por el nombre comercial de la casa de estudios.

El abogado que ha representado a Gertz en este pleito legal, Juan Ramos López, es ahora el actualmente titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales de la FGR. 

Y fue él quien ordenó reabrir la investigación iniciada el 4 de mayo del 2016 por la PGR en contra del Patronato de la UDLAP y del entonces rector, Luis Ernesto Derbez, a denuncia presentada por Guillermo Jenkins.

Te recomendamos: Samuel García quiere la independencia fiscal de Nuevo León

La investigación fue reabierta a pesar de que el 4 de mayo del 2018 la entonces PGR había decretado el cierre de la indagatoria al no encontrar la existencia de algún delito en la operación de la casa de estudios y sin reconocerla al denunciante su carácter de víctima.

-Publicidad-

Extrañamente, el 12 de junio del 2020 el subprocurador Ramos López ordenó reabrir la investigación y ahora sí le concedió a Guillermo Jenkins el carácter de víctima de un supuesto despojo por parte del Patronato de la UDLAP y de supuestos actos de corrupción del rector y de otros directivos.

La carpeta de investigación fue trasladada a la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada, desde donde salió la solicitud al Poder Judicial para que ordenara la intervención de la UDLAP y su entrega al denunciante. 

En el 2007, Gertz inició un pleito legal contra el Patronato de la Universidad de las Américas por el nombre comercial, toda vez que una parte de la familia Jenkins hacía creado otra casa de estudios, denominada Universidad de las Américas AC, con sede en la Ciudad de México. 

Con la ayuda de su abogado, Gertz ganó el pleito y la universidad original tuvo que modificar sus siglas, su logotipo y hasta su emblema. Pero aún persiste la disputa por el patrimonio de la institución, que incluye bienes muebles e inmuebles y sobre todo mucho dinero.

Gertz Manero, ahora con todo el poder que tiene desde la FGR, y con su abogado personal habilitado como subprocurador, tiene todo para hacer ganar al sector de la familia Jenkins al que siempre ha apoyado.