Estrategia antihuachicol le falló a las familias de Tlahuelilpan

Cientos de hidalguenses pagaron por la estrategia improvisad del presidente

Especial
-Publicidad-

A casi un año de que cientos de personas murieran calcinadas por la explosión de una toma clandestina de combustible en Tlahuelilpan, Hidalgo, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció este viernes que no ha disminuido el huachicol en aquella entidad.

“Todavía seguimos padeciendo de este robo, ya no como antes, sigue habiendo huachicol en Hidalgo, ahí donde fue la tragedia. Es el estado con más tomas clandestinas, segundo lugar el Estado de México, pero Hidalgo notoriamente es el que tiene más actos notorios de robo de combustible, este es un llamado en general… no es lo que se roben de combustible, son las vidas… hemos estado enfrentado fugas de gas y hemos tenido que desalojar a poblaciones completas”, detalló el titular del Ejecutivo.

-Publicidad-

El mandatario, como todo México, recordó que Tlahuelilpan será uno de los episodios más dolorosos para la historia, pero insistió en que era necesaria la estrategia para erradicar el robo a Pemex.

“Muy lamentable, lo que sucedió y pues tenemos el compromiso de seguir atendiendo las causas de fondo, sobre todo la desatención, el abandono a la gente, a los pueblos, a las familias, a los jóvenes… una subcultura o un proceder de informalidad e ilegalidad, de buscarse la vida como fuese y al mismo tiempo arriesgar la vida para sobrevivir”.

Te puede interesar | VIDEO: Periodista mete a AMLO en aprietos por estas preguntas… hasta se ríe de él 

Y es que, con una estrategia que, como lo ha demostrado durante el último año, no contaba con una verdadera estructura ni planeación, además de haber exhibido la osadía del gobierno obradorista para “demostrar” que eran una administración diferente, se arriesgó la vida de cientos de hidalguenses que terminó perjudicando la imagen de Andrés Manuel.