El comercio informal, una opción ante el desempleo producto de la pandemia

Los especialistas coinciden en que la falta de oportunidades laborales formales orilla a las personas a laborar en condiciones de vulnerabilidad

Especial
-Publicidad-

Sabemos que los estragos de la pandemia ha sido un obstáculo para gran parte de las familias mexicanas, mismas que en su mayoría perdieron su empleo y/o fuentes de trabajo, acción que está orillando a gran parte de los mexicanos a buscar alternativas como el comercio informal.

Con la reapertura gradual de los sectores económicos, tres millones de mexicanos abandonaron el desempleo para incorporarse al mercado laboral sin contrato escrito, acceso a servicios de salud ni ahorro para el retiro ni la vivienda.

-Publicidad-

De acuerdo con la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la población ocupada en condiciones de informalidad pasó de 22.6 millones en mayo a 25.6 millones en junio.

En el caso de los hombres, el aumento en la ocupación informal fue de 1.9 millones, de manera que se ubicaron en 15.7 millones en total, en tanto que para las mujeres fue de 1.2 millones, con lo que llegaron a 10 millones. 

Los especialistas coinciden en que la falta de oportunidades laborales formales orilla a las personas a laborar en condiciones de vulnerabilidad.

TE PUEDE INTERESAR | ¿SCT en quiebra? Trabajadores abandonan oficinas por falta de recursos

“Frente a los altos índices de desempleo, la gente prefiere carecer de prestaciones que de una fuente de ingresos”, asegura Elizabeth Ponce, trabajadora social por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

De esta manera, la población ocupada en el sexto mes del año resultó en 48.3 millones de personas, lo que representó un incremento de 4.8 millones de personas respecto a mayo.

En este rubro, destaca la disminución de los ausentes temporales con vínculo laboral, que pasó de 14.7% en mayo a 8.2% en junio.

Dicho cambio se reflejó en un aumento de los ocupados que trabajan de 35 a 48 horas semanales, que pasó de 32.4% a 38.3% y en el incremento de los ocupados que laboran más de 48 horas semanales, al pasar de 17.7% a 21.6%, en el mismo periodo.

Con información de Dinero en Imagen

SG