Durante evento de AMLO en Chihuahua abuchean a Román Meyer

Los ciudadanos de Chihuahua le gritaron "mentiroso" al titular de la Sedatu

Abuchean
Especial
-Publicidad-

Por primera vez los gritos y abucheos masivos en los eventos del presidente Andrés Manuel López Obrador tocaron a un funcionario de su gobierno al que acusaron de “mentiroso”. 

En el gimnasio del Colegio de Bachilleres de Ciudad Juárez, el titular de Sedatu, Román Meyer, revivió abucheos, gritos y acusaciones de mentirle al presidente cuando aseguró que gracias a las acciones de mejoramiento que encabeza la dependencia a su cargo “hoy Ciudad Juárez es otra”. 

Aunque el funcionario detuvo su discurso un momento mientras cesaban los gritos, las acusaciones no pararon. 

“¡Mentiroso! ¡No le crea presidente! ¡Todo sigue igual!”. 

Antes de Meyer, fue el turno del gobernador Javier Corral quien como ya es habitual, fue recibido con abucheos, a tal grado que pidió que solo le “permitieran darle la bienvenida al Presidente”, y en un minuto, dejó el micrófono en medio de gritos. 

Incluso estuvo como invitado el senador panista Gustavo Madero quien tuvo hasta un lugar en el templete pero también recibió abucheos. 

Fue la secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, quien calmó los ánimos y se llevó las primeras porras cuando ofreció escuchar y resolver lo que aún esté pendiente “para lograr entre todos juntos la transformación”. 

Cuando fue el turno del presidente, dejó el tono de sus discursos del último año y retomó la energía de campaña. Elevó la voz y motivó a los asistentes como lo solía hacer en sus mítines. 

No importaba lo que dijera, era ovacionado sobre todo cuando lanzaba frases emblemáticas como “¡me canso ganso!” o “¡no habrá impunidad sea quien sea!”. 

Hasta que comenzaron protestas exigiendo seguridad, otros rechazaban las minas y unos estudiantes pedían ser escuchados. También había algunos mensajes en contra de la familia LeBarón. 

Aunque por primera vez, rechazaron su llamado a la unidad cuando pidió unidad y dijo tener buena relación con Corral. 

“¿Qué piensan ustedes? ¿Que debemos de estarnos peleando? ¿Qué es mejor? ¿Estarnos confrontando o unirnos para lograr la transformación de Juárez, de Chihuahua y del país?”, cuestionó el presidente, pero recibió negativas. 

“Es que no es nada más el corazón primos hermanos, es también la cabeza, aunque se tenga el corazón caliente, la cabeza fría”. 

“¡Con los corruptos no!”. 

“Ya van a venir las elecciones y entonces sí, que cada quien agarre su partido. Pero si no hay elecciones debemos unirnos, la patria es primero”. 

“¡Con él no!” 

“A ver ¿quién quiere la confrontación? Levante la mano los que quieran seguir peleando”. 

“Uno, ¿quien más? ¡Dos! ¡Bájenla! Levanten la mano los que quieran la unidad”. 

“¡Todos!” 

“Bájenla, ¿abstenciones? Muy pocas ¡qué viva la unidad!”. 

Con información de Milenio