¿Cuánto subirán los salarios mínimos en 2021?

Especial
-Publicidad-

Muy complicada será la negociación en la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) entre los representantes de los sectores obrero, patronal y gubernamental.

El presidente López Obrador, evidentemente, sí quiere que se siga incrementando el salario mínimo hasta llegar a alcanzar la línea de bienestar que se requiere para comprar la canasta alimentaria y, adicionalmente, está también la presión del T-MEC para elevar los salarios de las empresas exportadoras —hay que recordar que es una de las prioridades del partido Demócrata y del nuevo presidente Joe Biden—.

-Publicidad-

El nuevo presidente de la Conasami, Luis Munguía, reconoció la difícil situación que enfrentan las empresas, pero insistió en que debe continuar incrementándose el salario mínimo hasta alcanzar la línea de bienestar.

Aunque con la creación de la UMA ya se desligó el salario mínimo del pago de sanciones, multas y diversas prerrogativas, sí es muy importante la negociación en la Conasami que deberá aterrizarse en las próximas semanas.

Desde luego, lo que menos quiere el sector privado es un incremento de 20% como el aprobado para 2020 porque debido a la contracción económica por la pandemia se prevé que cerraremos el año con una pérdida mínima de 600 mil empleos y las expectativas para 2021, en el mejor de los casos, es un crecimiento del PIB de 4%, aunque el consenso entre los analistas encuestados por Banxico es de sólo 3.2 por ciento.

Además de la pandemia, que sigue sin ceder, el empleo se verá afectado en 2021, si, como todo indica, se aprueba la iniciativa para prohibir el outsourcing porque encarecerá el costo laboral para las empresas y un abrupto aumento al mínimo sería la gota que derrame el vaso para múltiples empresas.

*

ENOE, DISMINUCIÓN DE PEA

La crisis por la pandemia se reflejan también en las cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) al cierre del tercer trimestre, que difundió ayer el Inegi.  El dato más preocupante es que la Población Económicamente Activa (PEA) disminuyó en 3.6 millones de personas, al pasar de 57.3 a 53.8 millones y, de acuerdo con Julio Santaella, presidente del Inegi, una de cada 4 personas fuera de la fuerza laboral está disponible para trabajar, y este número es mayor en casi 5 millones al del tercer trimestre de 2019.

Por vez primera el Inegi no reportó sólo los datos de las 32 entidades federativas, sino además de 39 ciudades con una tasa de desocupación de 6.4 por ciento.

 A nivel estatal las mayores tasas de desocupación fueron Quintana Roo con 10.0%; Querétaro con 8.2% y Ciudad de México con 8%, y las mayores tasas de informalidad: Guerrero con 78.5%; Oaxaca con 76.6% y Chiapas con 74.3 por ciento. Cancún fue la ciudad con mayor tasa de desocupación con 12.6% por la caída del turismo y con expectativa negativa para 2020 y el primer trimestre de 2021, porque el rebrote de covid-19 ha frenado nuevamente al turismo internacional.

Las otras dos ciudades con desocupación más alta y aquí por la caída en la producción industrial son Saltillo y León con 8.1% y 7.9%, respectivamente, y, en contraste, las de menor desocupación son Tijuana, en primer lugar, con 2.1% y sorprende Oaxaca con 2.9% y Cuernavaca con 3.2 por ciento.

Compartir
Artículo anteriorTrump seguirá haciendo daño