Compadre de Nahle ganó cuantioso contrato en refinería de Dos Bocas

Arturo Quintanilla Hayek, es compadre de la funcionaria, y dueño de la empresa Grupo Huerta Madre que trabaja en el acondicionamiento del terreno de la refinería

Compadre de Nahle trabaja en Dos Bocas
Foto: Latin Us
-Publicidad-

Los conflictos de interés dentro de la “Cuarta Transformación” continúan y los megaproyectos no están exentos de ellos, pues ahora resulta que una empresa del compadre de la secretaria de Energía (Sener) Rocío Nahle ganó un contrato para acondicionar los terrenos para la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco.

Dicha compañía es Grupo Huerta Madre, propiedad del empresario veracruzano Arturo Quintanilla Hayek, que en consorcio con la empresa holandesa Van Oord, obtuvo un contrato por cuatro mil 968.8 millones de pesos.

Cabe señalar que el compadrazgo entre Nahle y Quintanilla es de conocimiento público desde en enero de 2018, cuando en ese tiempo, como candidata de Morena al Senado, admitió ante un medio local su relación con el empresario, esto después de darse a conocer que éste se beneficio por el Ayuntamiento de Coatzacoalcos con la renta de un terreno que se uso como depósito de basura.

Otra de las irregularidades, es que Grupo Huerta Madre se creó en mayo de 2019, pocos días antes de que se le adjudicó el contrato para la conformación de plataformas, en consecuencia, carece de experiencia en el sector, mismo que requiere un alto nivel técnico.

Fue el 22 de mayo cuando se realizó el Acta de Presentación y Apertura de Propuesta Comercial-Técnica y Económica de la Invitación Restringida PTI.ID.O.002/2019 de Pemex, ahí se dio como ganador al consorcio compuesto por Consorcio Van Oord de México S.A. de C.V., Van Oord Dredging and Marine Contractors B.V. y Grupo Huerta Madre S.A.P.I. de C.V.

Asimismo, dicho consorcio ofreció el precio más bajo entre los tres participantes que invitaron a formular propuestas, misma que fijo con el monto de cuatro mil 968.8 millones de pesos.

Arturo Quintanilla Hayek es un empresario con diferentes negocios en el ramo de la construcción, los bienes raíces y la comercialización de herramienta especializada. Sin embargo, nunca figuró como proveedor de Pemex o de la industria energética, solo hasta que su comadre quedo como encargada de la construcción de la nueva refinería ubicada en Tabasco.

Demasiado obvia la relación familiar que existe entre la funcionaria y el empresario, algo que debe investigar la Secretaría de la Función Pública (SFP), pues ya pasó más de un año de esta adjudicación y ninguna autoridad se quiso percatar del parentesco entre los involucrados.

Con información de El Siglo de Torreón