¡Ay, nanita!

Especial
-Publicidad-

El Presidente dice que vamos bien en la economía, a pesar de los augurios de crecimiento cero de órganos especializados, consultores y bancos “al servicio del conservadurismo”.

No es de extrañar. Trae sus propios datos. Los dio en la mañanera: Crece el consumo, sube la creación de empleo, aumenta la inversión extranjera, el monto de las remesas, la inflación está controlada y el peso fuerte.

-Publicidad-

Jura que ya se controló la caída de la producción petrolera y vaticina que vamos a cerrar el año con 50 mil barriles adicionales.

Ese optimismo no encaja con las proyecciones de estancamiento de la economía mexicana que apenas hicieron Bank of America, IMEF o el Grupo Eurasia, especializado en detectar riesgos políticos para los inversionistas alrededor del mundo.

“Nuestros adversarios, con todo respeto, están dale, dale y dale de que no hay crecimiento, pero es un elemento de varios factores”, dijo el primer mandatario. Inició su comentario mañanero sobre este tema con un ¡ay, nanita!

*¿Crece el consumo? La Asociación Nacional de Tiendas Departamentales (ANTAD) reportó el mes pasado que las ventas vivieron su septiembre más débil desde 2014 (El Economista, 10 de octubre).

¿Sube el empleo? El avance en octubre en la creación de empleos (34,465 plazas) fue menor en 16.5% al registrado en el mismo periodo del año pasado.

¿Aumenta la inversión extranjera? Cito a Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL: “Los flujos de inversión extranjera directa se desacelerarán en México, al pasar de un crecimiento anual de 15.2 por ciento en 2018, a un estimado de 2.5% al cierre de este año”.

En los otros tres indicadores AMLO está en lo correcto: hay incremento de las remesas, la inflación está controlada y el peso se mantiene estable.

El optimismo presidencial de cara al futuro se basa en el hecho de que la inversión pública “es importante” (Dos Bocas, Tren Maya; Santa Lucía…)

Pero también en los 15 proyectos público-privados que se anunciarán el 26 de noviembre. “Tienen que ver con ampliación de aeropuertos, carreteras y otras obras”, dijo el mandatario.

*Los indicadores prospectivos del Grupo Eurasia (EG) no son buenos en relación con la producción industrial. Ésta se vio afectada por una desaceleración continua del sector de la construcción (disminución del 8.3% interanual).

Pero también por una caída en el sector minero (del 2.8%) a pesar de las inversiones del gobierno en Pemex, puntualiza el EG.

Y sin embargo, “el sector manufacturero, así como los sectores de energía y agua continúan en una tendencia positiva, con expansiones interanuales del 0.8% y 3.4%, respectivamente”.

* Ni el PAN, que ayer celebró los funerales de la CNDH,  ni el PRI, ni el PRD reconocen legitimidad a Rosario Piedra Ibarra para ser ombudsperson. La van a impugnar.

La pregunta: ¿sus gobernadores acatarán las recomendaciones de un organismo encabezado por una “espuria”, como la llama la senadora del PAN Kenia López?

El azul ya adelantó que la van a impugnar en la Corte,  la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y hasta en La Haya. “Es necesario que lo que pasó ayer se clarifique. No tuvieron las dos terceras partes que la Constitución establece”, aseguró Kenia.

A pesar del tumulto que se armó en la toma de protesta de la ombudsperson oficial, AMLO se declaró muy satisfecho con la elección.

”Vivió en carne propia lo que es la desaparición de su hermano; su mamá toda la vida se ha dedicado a eso. Es un ejemplo de dignidad, de justicia”, puntualizó.

* Es oficial: Pemex no va a pagar el rescate de 5 millones de dólares en bitcoins que los hackers piden para liberar computadoras infectadas con un virus.

Te puede interesar | Coparmex crítica estancamiento de la economía, Sheinbaum se “enoja”

El daño que causaron es mucho mayor al 5% que admite Rocío Nahle, secretaria de Energía, de acuerdo a fuentes de esa empresa consultadas por este reportero.

“Afectaron máquinas importantes que contienen  información valiosa que estos cuates pueden vender.  En caso de durar mucho tiempo, podría significar desabasto”, advierten.

Y explican: “No estamos trabajando con datos históricos sino día a día. Cualquier error podría significar paros en las plantas, retrasos en suministros”.