Tras reunión con AMLO, familia LeBarón exige justicia

Durante el encuentro, López Obrador propuso un plan de acción para la comunidad LeBarón, en Sonora, y aseguró que volverá a esa región dentro de seis meses

Reunión
Especial
-Publicidad-

Después de que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, se reunión con integrantes de las familias LeBarón y Langford, en Bavispe, Sonora, Julián LeBarón descartó que este acto vaya a marcar un precedente en la zona, por lo que siguen exigiendo justicia para sus parientes asesinados, en noviembre pasado.

En ese sentido Julián señaló que es urgente que las autoridades acepten la realidad de inseguridad y dejen de culpar solo a los criminales.

Por otro lado, reiteró su rechazo a la versión de que el ataque, donde fallecieron nueve personas, fue un error, pues nadie ha podido demostrarlo y las evidencias dictan la contrario.

López Obrador promete justicia para los LeBarón

Mientras tanto, López Obrador, señaló que habrá justicia para las familias que se vieron afectadas por la masacre del 4 de noviembre de 2019.

“Se está avanzando y va a haber justicia, no solo porque este es un asunto que afectó a familias mexicanas y estadunidenses o porque se dio aquí en la frontera, es una convicción nuestra hacer valer la justicia en todos lados.

“Vamos a seguir haciendo el trabajo de investigación, ayudando a la fiscalía que es independiente, autónoma, para llegar a la verdad. Que no haya impunidad y se castigue a los responsables”, dijo el tabasqueño.

Asimismo, el primer mandatario acotó que la Fiscalía General de la República (FGR) cuenta con la información necesaria para poder esclarecer los hechos.

“Se tiene información que ha ayudado a la Fiscalía General para esclarecer los hechos, llegar a la verdad y castigar a los responsables”, expuso.

Fue en el rancho “La Mora”, donde AMLO y su gabinete de seguridad sostuvieron un  segundo encuentro con las familias LeBarón, Langford y Miller; ahí dio su pésame, propuso un plan de acción y les adelantó que volverá, a dicha comunidad, dentro de seis meses.

Con información de Milenio y Excélsior