¿Slim, empresario favorito de la 4T, al igual que con Fox, Calderón y Peña?

Desde tiempos de Carlos Salinas de Gortari hasta la 4T, Carlos Slim, siempre ha sabido sacar provecho de sus relaciones con los presidentes

Especial
-Publicidad-

El hombre más rico de Latinoamérica, Carlos Slim, ha logrado amasar su gran fortuna –que se calcula en 64 mil millones de dólares– por los grandes contratos que ha realizado con el gobierno.

Desde que adquirió Teléfonos de México (Telmex), en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, Slim Helú ha ido abarcando diversos terrenos de la economía mexicana, a través de las telecomunicaciones, minería, bancos, energía, comercio, construcción, infraestructura, etcétera. 

Sin ir  más lejos, fue durante los sexenios del PANVicente Fox y Felipe Calderón— donde el empresario logró tener gran influencia en la Comisión Federal de Telecomunicaciones. Cabe recordar que en esos tiempos Telmex y Telcel controlaban gran parte de la telefonía e internet en el país. 

Fue en 2013, ya en la administración de Enrique Peña Nieto, donde el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) consideró América Móvil agente económico preponderante, y con ello se buscó disminuir su hegemonía en el aérea de las telecomunicaciones.

Ese fue un golpe para el magnate, pero solo le abrió las puertas en otros sectores dentro del gobierno peñista, sobre todo en el de la construcción, pues, en su momento, Grupo Carso obtuvo un contrato para construir la pista 3 del extinto Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM).

Mientras que la filial española FCC –que también controla Slim– consiguió e contrató para la construcción el edificio terminal del aeropuerto. Después el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió cancelar la obra, por lo que tuvo que recomprar los bonos de ésta por mil 800 millones de dólares.

En el papel, por culpa de López Obrador, Carlos Slim perdió contratos por el NAIM, pero de una u otra manera el político tabasqueño ha ido recompensando al hombre de negocios.

Resulta que Grupo Carso, a través de varias de sus subsidiarias, ha conseguido diferentes licitaciones ya sea para la construcción de un par de infraestructuras marinas de Pemex,en el Golfo de México; así como la edificación y operación de los gasoductos ubicados al norte del país, y algunos trabajos en para lo que será el Tren Maya.

Habilidoso para los negocios, pero también para relacionarse con los gobernantes en turno, así es cómo Carlos Slim ha ido construyendo su imperio a base del erario nacional.

Con información de Código Magenta