¡SIN MEMORIA, LOS ASUSTADOS POR LA DICTADURA DE MORENA!

-Publicidad-

Ahora resulta que son muchos los columnistas, articulistas, intelectuales y hasta políticos asustados por el canibalismo y la guerra civil que se vive al interior del partido oficial.

Les horroriza que el dueño de Morena, López Obrador, haga todo por mantener la dictadura perfecta, no sólo en el país, sino en su partido, en donde hace lo imposible por imponer a su preferido y descarrilar a sus oponentes.

-Publicidad-

TE PUEDE INTERESAR | ¡EL CRIMEN PERFECTO! “¡EL QUE MURIÓ, MURIÓ!”

Incluso, “santones” como Porfirio Muñoz Ledo, se dicen sorprendidos por “la lealtad ciega” al presidente; lealtad que –según el veterano político–, “es confundida con el lineazo y el presidentazo”.

Por eso, ante la presunta revelación de que Morena es una dictadura –o la dictadura perfecta–, obligan las preguntas elementales.

¿De verdad, no se habían dado cuenta que Morena fue y sigue siendo el laboratorio en donde López Obrador ensayó su dictadura perfecta?

¿No se habían percatado de esa dictadura los columnistas, articulistas, periodistas, intelectuales y políticos?

¿En serio les sorprende la antidemocracia y las peleas con todo, a muerte, que se llevan a cabo al interior de Morena?

Para todos los desmemoriados, a continuación reproduzco íntegro el Itinerario Político del 13 de diciembre de 2017, titulado “Morena, la dictadura perfecta”, en donde dije –hace tres años–, lo que hoy ocurre en el partido del presidente Obrador.

“Desde que Mario Vargas Llosa colocó el “sambenito” de la “dictadura perfecta” a los gobiernos mexicanos emanados del PRI –en los tiempos del partido único, del autoritarismo y la antidemocracia- muchos siguen creyendo que el viejo partido tricolor es algo así como el “perro del mal” de la democracia mexicana.

“Y, en efecto, el PRI es padre de buena parte de todos los males que por décadas obstaculizaron la democracia mexicana. Males y taras como “el dedazo”, “la cargada”, el clientelismo, el abusivo uso del dinero público para fines político electorales y, sobre todo el populismo, entre muchas otras “linduras”.

“Sin embargo, muchos pueden seguir creyendo el cuento de que el PRI es la dictadura perfecta; pueden decir misa, si les place, pero lo cierto es que al paso de los años, los partidos opositores al PRI fracasaron rotundamente en la lucha contra los vicios y las taras democráticas del viejo partido tricolor.

“Pero el fracaso, no sólo significó la imposibilidad del PAN y el PRD –entre otros-, para acabar con la cultura antidemocrática del PRI. No, lo cierto es que en lugar de combatir todos los males del PRI, los azules y los amarillo terminaron por copiar las peores prácticas del viejo partido tricolor, al grado de que hoy, tanto PAN, como PRD y, sobre todo Morena, tienen todas “las cualidades” para ser considerados como la dictadura perfecta.

“¿Lo dudan?

“En días pasados (hablamos de diciembre de 2017) la diputada federal por Morena Miriam Judith Gonzáles Sheridan del XXXVIII Distrito de Minatitlán, Veracruz, renunció a la militancia de Morena porque, dijo, que el partido de López Obrador es una dictadura.

“En un video la diputada explicó: “En Morena hay una gran incongruencia, pues en público tienen un discurso y, en privado actúan distinto. No podemos disentir de la agenda nacional que construyen unos cuantos porque el interés principal no es el nuestro (el de los representantes populares y el de sus representados) sino de quien lidera el partido (Morena).

““No se puede pensar distinto al interior de Morena, porque la amenaza de ser sancionados o expulsados es a todo aquel que vaya contrario a la línea que dicta el líder nacional”.

““Por todo lo anterior informó mi decisión de separarme del grupo legislativo de Morena… Y me voy de Morena porque… Porque yo si quiero trabajar”.

“Es posible que el anterior testimonio no sea suficiente para muchos de los aplaudidores de Morena y de los defensores a ultranza de su dueño, López Obrador. Sin embargo, hay otras pruebas que también son demoledoras.

“Como saben recientemente (hablamos de diciembre de 2017) el partido Morena dio a conocer la convocatoria para elegir a los 3 mil 415 candidatos que competirán en todos los cargos de elección popular en el proceso electoral del 2018.

“En ese documento se establecen las reglas para los aspirantes pero también aparece “la letra chiquita” propia de una dictadura.

“Dice esa “letra chiquita”: “Queda estrictamente prohibido que los candidatos realicen acusaciones públicas contra el partido, contra sus órganos de direcciones o contra otros aspirantes”

“Como queda claro, Morena violenta el artículo 6o constitucional que garantiza la libertad de expresión. ¿No es esa una dictadura bananera?

“Además, la misma convocatoria emitida por Morena advierte: “La falta o violación a esta disposición será sancionada con la cancelación del registro aprobado al cargo por el que se postuló el aspirante”.

“Queda claro, Morena es la dictadura perfecta de hoy.

“Por eso preguntamos: ¿Qué hacen militando en Morena brillantes académicos, políticos sensatos, empresarios exitosos, periodistas preparados y ciudadanos bien educados?

“La respuesta puede ser demoledora a todos ellos les gusta la dictadura les “vale madre” la democracia, nunca han sido demócratas y apuestan por un futuro como el de Venezuela.

“Al Tiempo”. Hasta aquí el Itinerario Político del 13 de diciembre de 2017.

Y sí, a tres años de distancia del anterior texto, Morena se ratifica como la casa de la antidemocracia, el refugio de los ambiciosos sin límite, de los trapecistas del poder y de los traidores a la patria; aquellos que apuestan por una dictadura como la venezolana.

Al tiempo.