Senado tira la estrategia de seguridad de AMLO, aprueba “Ley Anti chancla” 

Salgado impulsó la aprobación de esta iniciativa después de denunciar la persistencia del castigo corporal y otros tratos humillantes en contra de los menores de edad

Especial
-Publicidad-

Previo a la marcha del 2 de octubre en la Ciudad de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó una “amenaza” a todas aquellas que tenían la intención de causar destrozos y violencia durante la movilización.

En ese sentido, le advirtió a los anarquistas que los “acusaría con sus mamás” para que les dieran “un jalón de orejas”.

-Publicidad-

Le diría a los encapuchados que tengan cuidado porque en una de esas los voy a acusar con sus mamás, con sus papás, con sus abuelos”, comentó AMLO el su conferencia de prensa del pasado 2 de octubre.

Te puede interesar | Los funcionarios “honestos” de la 4T acusados de corrupción

Además de “abrazos y no balazos”, con dicha advertencia AMLO ha basado su estrategia de para combatir a la delincuencia: acusar a los maleantes con sus mamás para que ellas le den su correctivo.

Sin embargo, el Senado “echó abajo” su plan y que el Pleno aprobó con 114 la “Ley Anti chancla”, una iniciativa para prohibir los castigos corporales como correctivo para niñas, niños y adolescentes.

Dicha propuesta la realizó la legisladora de Morena Nestora Salgado, el cual busca reformar la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en donde no se establecía de manera clara dicha prohibición.

Te puede interesar | Para perseguir a corruptos de la 4T, AMLO tiene a 3 “amigas” en el Sistema Nacional Anticorrupción

Salgado impulsó la aprobación de esta iniciativa después de denunciar la persistencia del castigo corporal y otros tratos humillantes en contra de los menores de edad.

En ese sentido, indicó que estos tipos de correctivos resultan perjudiciales no sólo por el hecho de provocar un daño físico a los menores, sino que también impactan en el desarrollo de los chicos, pues tienen menos probabilidades de que éste sea adecuado. 

Asimismo, aseveró que “la disciplina violenta aumenta el riesgo de desarrollar comportamientos agresivos hacia otros niños o adultos”.

Con información de Infobae y Sin Embargo.