Revelan el motivo de la fuga de reos durante el fallido operativo Ovidio Guzmán

Al enterarse de la detención de Ovidio, los reos sacaron sus armas para someter al personal de vigilancia

Especial
-Publicidad-

El pasado jueves 17 de octubre de 2019 se registraron unas fuertes balaceras en varios puntos de Culiacán, y todo provocado por el operativo fallido con el cual el gobierno pretendía detener a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera.

Al mismo tiempo de este siniestro, cerca de 20 reos se fugaron del penal de Aguaruto, esto luego de un enfrentamiento entre los reos que estaban armados y las autoridades.

-Publicidad-

Y ahora ha salido más información acerca de este suceso, ya que de acuerdo con un informe elaborado por el jefe de seguridad de aquel centro penitenciario, se supo que los detenidos sacaron armas de corto y largo calibre para someter al personal de vigilancia y los usaron como escudo humano para evitar que el resto de custodios les dispararan.

Te puede interesar | 2019: 4T metió a México en los peores datos del empleo desde la crisis mundial

Cabe recordar que alrededor de las 14:30 horas, elementos federales rodearon el inmueble del fraccionamiento de Tres Ríos y 20 minutos después se reportaron las primeras balaceras en contra de los policías y los soldados.

Tras ello, miembros de las fuerzas armados detuvieron al hijo de “El Chapo” Guzmán y lo invitaron a persuadir a sus hermanos de detener las balaceras, los bloqueos y el caos que se registraba en las calles de la capital de Sinaloa.

Al enterarse de la detención de Ovidio, los reos sacaron sus armas para someter al personal de vigilancia.

Te puede interesar | ¡Brillante! Pide SEP que padres de familia revisen mochilas de menores

Queremos salir a pelear con el señor”, fue la consigna con la que los presos huyeron del penal para reforzar los comandos del Cártel de Sinaloa.

Según el informe, el código rojo se activó a las 16:38 horas dentro del penal, sin embargo dos guardias del área de barandilla fueron sometidos, tras ello reos de los ocho diferentes módulos que conforman el penal, que ya se encontraban armados, se congregaron ahí, superaron en número y en armas a los policías y fue gracias a ello que pudieron salir.

El resto es historia, López Obrador ordenó la liberación de Ovidio Guzmán para que se detuviera el infierno que estaba desatado en las calles sinaloenses y que todo lo hizo “porque él es humanista”.

¿A todavía le cree al farsante de Palacio Nacional que está combatiendo al crimen organizado?

Con información de Político.mx e Infobae