“Querían acabar con Pemex”, justifica AMLO su fallida estrategia contra huachicol

Aunque los números indican que aún existe el robo de combustible, el presidente asegura que todas las críticas en su contra son para afectar su imagen

Especial
-Publicidad-

A un año de la tragedia que dejó cientos de muertos en el poblado de Tlahuelilpan, Hidalgo, el combate al huachicol del presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido criticado pues aunque él afirma que es prácticamente inexistente el robo de combustible, la realidad es que las tomas clandestinas continúan siendo un problema para las autoridades de provincia.

Ante ello, el mandatario no tardó en descalificar los comentarios de sus adversarios políticos y ciudadanos pues  revelo que, según sus datos, lo que administraciones pasadas querían era terminar con Petróleos Mexicanos (Pemex) y con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

-Publicidad-

“El propósito era acabar con Pemex y con la CFE y entregar todo el mercado de las gasolinas, del diésel, del gas, de la energía eléctrica a particulares, ese era el plan, por eso dejaron que se cayera la producción en Pemex. Hay dos hipótesis: una que los tecnócratas son muy ineficientes, mucho más de lo que imaginamos, están en párvulo, en parvulito…”.

Luego de esto, el presidente reiteró que en gran medida los problemas que se viven en estos momentos son culpa de la Reforma Energética impulsada por el exmandatario Enrique Peña Nieto pues incrementaron los precios y no se resolvió el problema de la producción.

Te puede interesar | Construirá Segob “utilísimo” memorial por víctimas de Tlahuelilpan

“Se suponía que con la Reforma Energética que íbamos a estar en este año con 3 millones de barriles, así engañaron a la gente. Cuál fue el resultado, se cayó la producción, aumento el precio de las gasolinas, lo mismo en el caso de la energía eléctrica, se privatizó, y en vez de que mantuvieran estable el precio de la luz lo aumentaron. No es un asunto político o ideológico, es juicio práctico”.