Por tercera ocasión, el “Lunares” es detenido

Cabe destacar que en 15 días ha sido detenido tres ocasiones y liberado en dos, por determinación de una jueza federal y un juez local que hallaron irregularidades

Especial
-Publicidad-

Esta vez por el delito de homicidio, un juez de control dictó prisión preventiva oficiosa en contra de Óscar N, El Lunares, ahora luego de que la madrugada de ayer, al salir del Reclusorio Norte, fue detenido nuevamente por agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia (FGJ). 

Cabe destacar que en 15 días ha sido detenido tres ocasiones y liberado en dos, por determinación de una jueza federal y un juez local que hallaron irregularidades. 

-Publicidad-

Se menciona que el líder de La Unión Tepito, es considerado por las autoridades capitalinas como uno los generadores de violencia en la Ciudad de México 

En la audiencia inicial que se realizó por medio de una videoconferencia y a puerta cerrada en el Tribunal Superior de Justicia local, en la colonia Doctores, el juez de control determinó que El Lunares seguirá el proceso en el Reclusorio Oriente, donde fue trasladado luego de que en el anterior proceso por secuestro exprés agravado el Ministerio Público no aportó datos de prueba que permitieran al juez vincularlo. 

El indiciado salió de la cárcel y fue detenido alrededor de las 3:40 de la madrugada, luego fue llevado al búnker de la FGJ para una revisión médica; finalmente lo trasladaron al penal en donde se encuentra, en el área de ingresos. 

Ante ello, su defensa legal del sujeto solicitó al juez de control la duplicidad en el plazo constitucional para definir la situación jurídica, por lo que se citó a la continuación de esta audiencia el próximo jueves, además de que acusó al gobierno capitalino de violar los derechos de su cliente y pretender exhibirlo como trofeo. 

Te puede interesar | FGJCDMX niega que haya presentado pruebas falsas contra “El Lunares”

Por ello su abogado manifestó no dar detalles sobre el delito, pero denunció que se tuvo retenido a su defendido hasta después de las tres de la madrugada, es decir, más de 12 horas después de que el juez ordenara su inmediata libertad del Reclusorio Norte, en lo que seguramente se tenía lista una nueva orden de aprehensión.