La UNAM apoya las quejas de los estudiantes, pero no aprueba sus demandas

El Claustro de Profesores de la Facultad ha manifestado su solidaridad con la lucha para erradicar la violencia contra las mujeres y ha pedido a las jóvenes y a las autoridades que reanuden sin dilación el diálogo, que lleva un mes suspendido

Especial
-Publicidad-

Un poco más de tres meses que inicio el paro de labores en la Facultad de Filosofía y Letras (FFL), diversos académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han expuesto su solidaridad con el movimiento feminista estudiantil, pero no comparten todos los métodos y formas que han adoptado en sus demandas. 

El Claustro de Profesores de la Facultad ha manifestado su solidaridad con la lucha para erradicar la violencia contra las mujeres y ha pedido a las jóvenes y a las autoridades que reanuden sin dilación el diálogo, que lleva un mes suspendido. 

-Publicidad-

Por otra parte, la presidenta de la Comisión de Género del Consejo Universitario (CU), Leticia Cano, aseveró que si bien no coincide con todos los métodos que han adoptado las estudiantes en su lucha, hace suyas todas sus demandas. 

Yo sí les creo a las jóvenes que hoy han dado la lucha y han visibilizado la violencia en contra de las mujeres, aseguró Cano esta semana ante el pleno del CU, que aprobó una modificación a la legislación universitaria para que la violencia de género sea considerada falta grave para profesores y estudiantes de la institución. 

Te puede interesar | Pide AMLO respeto a delincuentes

En la UNAM tenemos un reto enorme, que es erradicar la violencia de género. Podremos estar o no de acuerdo en muchas formas, y por supuesto, nunca compartiremos la violencia, y jamás compartiremos que a las mujeres se les siga vejando, ultrajando o tengan que vivir en entornos de violencia de género en la UNAM. En ese sentido queremos ser escuchadas, queremos ser atendidas con la mayor sensibilidad y empatía, porque el problema de la violencia contra las mujeres es de carácter estructural, manifestó Cano, directora de la Escuela Nacional de Trabajo Social.