No es bueno del todo, prohibir la comida chatarra a niños, afectará la economía de Oaxaca

Confederaciones, Cámaras y asociaciones nacional y estatales aseguran que el decreto "pretende ir más allá, al limitar la venta de productos, en cualquier tiendita

Especial
-Publicidad-

La decisión del Congreso de Oaxaca al prohibir la venta de alimentos y bebidas chatarra a menores de edad en el estado, afectará toda la cadena de valor de la industria agroalimentaria, aseguraron Confederaciones, Cámaras y asociaciones nacional y estatales.

Y es que lo que bien podría hacerle bien a la salud de los niños, podría afectar a cientos de trabajadores que dependen del negocio.

-Publicidad-

Entre lo inconformes con esta iniciativa se encuentran: la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados, la Cámara Nacional de la Industria Panificadora, la Asociación de Chocolate y la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes, la Asociación Nacional de Productores e Refrescos y Aguas Carbonatadas, ConMéxico, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, entre otras.

Y es que de acuerdo a éstas, la salud y el bienestar de los oaxaqueños es muy importante y están a favor de que no se vendan esos productos directamente en instituciones educativas, sin embargo, aseguran que el decreto que aprobó el congreso estatal “pretende ir más allá, al limitar la venta de productos, en cualquier tiendita, restaurante, taquería, supermecado, etc”.

Te puede interesar | Oaxaca prohíbe la venta de bebidas azucaradas y alimentos chatarra a menores de edad

Esta decisión, advirtieron en un comunicado, causará efectos adversos, porque “no sólo no resolverá el problema de sobrepeso y la obesidad, sino que incentivará el mercado informal e impactará negativamente a las familias de miles de oaxaqueños que dependen de su venta, distribución y comercialización”.

Además, aseguraron que no hubo apertura ni disposición de establecer mesas de trabajo en el Congreso de Oaxaca “por lo que rechazamos la prohibición” de vender esos alimentos y bebidas porque no se consultó a las partes afectadas.

 

AIS