“Ni la guerra ni los abrazos son el camino para acabar con la violencia”: Alfaro

Alfaro señaló que nadie en el país se podía permitir “agachar la cabeza” ante la situación con los grupos criminales

Foto: anews.mx
-Publicidad-

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, comentó que ya fue notificado sobre amenazas por parte del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), por lo cual aseguró que no se puede gobernar con miedo y que ni la guerra, ni los abrazos son el camino para acabar con la violencia que hay en México.

Durante una entrevista que otorgó a Grupo Fórmula, el gobernador jalisciense señaló que nadie en el país se podía permitir “agachar la cabeza” ante la situación con los grupos criminales.

-Publicidad-

No puedo cambiar de ruta, la otra ruta sería la de agachar la cabeza y claudicar, pero no podemos permitirnos eso, nadie en este país, no solamente quienes tenemos responsabilidades del gobierno, tenemos que luchar por defender a México y agachar la cabeza no es una opción”, indicó.

En ese sentido, Alfaro Ramírez señaló que este tipo de amenazas representan un desafió para el Estado Mexicano y que la situación no es solamente preocupante para el gobierno, sino para la sociedad en general.

Te puede interesar | Condena Comisión de Derechos Humanos del Senado amenazas contra Rosario Piedra

Por lo cual, indicó que el gobierno federal debe actuar y hacer frente a esta problemática.

Son temas difíciles, pero estamos trabajando, tomando las precauciones necesarias, sobre todo consciente que este asunto ha llegado a niveles verdaderamente preocupantes, lo que estamos viendo más que una amenaza a un gobernador, es un desafío al Estado mexicano”, recalcó.

Por último, habló en torno al atentado en contra del secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, ocurrido la semana pasada, por lo cual invitó a los gobernantes a cerrar filas.

Los hechos de los últimos días muestran que es momento de enderezar el camino, de cerrar filas. Estamos viendo amenazas a las instituciones, un rostro que en algunos estados se ve y se reflejó en la Ciudad de México. Llegó el momento que este asunto pueda tomar otro camino, que se convoque a replantear la ruta a seguir”, indicó.

Con información de El Financiero y Diario 24 Horas