MORENA: LA PESADILLA EMPIEZA EN SONORA

-Publicidad-

La renuncia al PRI del ex alcalde Hermosillo, Sonora, Ernesto Gándara Camou, para facilitar la creación de una alianza electoral que compita por la gubernatura del estado, es una mala noticia para Morena y para su virtual candidato, Alfonso Durazo Montaño.

Las dirigencias nacionales de PRI, PAN y PRD negocian la conformación de alianzas para competir por varias gubernaturas. Y la primera en confirmarse podría ser la de Sonora. Solo así se entiende la decisión de Gándara de destaparse públicamente con tanta seguridad.

-Publicidad-

Las encuestas sobre preferencias electorales que se han hecho públicas deben ser tomadas con reservas, debido a que por la pandemia han sido realizadas solo vía telefónica o a través de redes sociales, lo que les resta confiabilidad.

La mayoría de encuestas sobre los comicios de Sonora coloca a Morena arriba en las preferencias y en segundo lugar al PRI, en algunos casos a menos de cinco puntos porcentuales del puntero.

Las preferencias cambiarán en un sentido o en otro cuando queden definidas las coaliciones de las que sin duda ambos partidos formarán parte y sobre todo cuando se confirme quiénes serán los candidatos, aunque al de Morena ya lo conocemos.

Morena tiene varias cosas en su contra: Sonora, al igual que Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas, es un estado tradicionalmente bipartidista en donde durante décadas el PRI y el PAN se han disputado el poder y en donde la izquierda ha tenido una presencia solo testimonial.

Las cifras de las elecciones de gobernador del 2015 confirman lo anterior: la priista Claudia Pavlovich obtuvo el triunfo con el 47.59 por ciento de la votación, seguida por el panista Javier Gándara Magaña, con el 40.63 por ciento.  El candidato del PT, Jaime Moreno Berry, solo obtuvo el 3.38 por ciento, mientras que el perredista Carlos Ernesto Navarro López, el 2.08 por ciento. Morena no participó.

El bipartidismo PRI-PAN se reflejó también en la elección de ese 2015 para renovar al Congreso local, en la cual el tricolor ganó 13 de las 21 diputaciones de mayoría en disputa y el PAN las 8 restantes. Ni PRD, ni PT ni Morena ganaron un solo distrito.

Tres años después se rompió el esquema; Morena arrasó en las elecciones legislativas locales y en la de senador de la República, al obtener los dos escaños de mayoría en disputa.

Sin embargo, este crecimiento inusitado de Morena en Sonora se debió al efecto López Obrador, como ocurrió en otras entidades del norte, en donde la izquierda nunca ha figurado.

Te puede interesar | ENFRENÓN AL POPULISMO

La fuerza política que ahora presume Morena en Sonora es un tanto engañosa; carece de estructura a nivel estatal, gobierna menos municipios que el PRI (20 contra 33) y eso gracias también al efecto López Obrador del 2018, con el que el próximo año no contará.

A esto hay que agregar la fractura que se dio en mayo de este año entre Morena y dos de sus principales satélites, PT y PES, a raíz de que el primero de ellos decidió respaldar la reforma electoral impulsada por el binomio PRI-PAN, misma que finalmente no fructificó.

Si para enfrentar los comicios de junio del próximo año los partidos tradicionalmente fuertes en Sonora se unen y postulan a un candidato de peso,  como lo es Ernesto Gándara, Morena se enfrentará a una pesadilla.

No hay que perder de vista que Gándara enfrentará en los comicios a un candidato de Morena que carga con un gran desgaste en su imagen y que realizará campaña arrastrando a los más de 65 mil muertos por la violencia y la inseguridad, que no pudo controlar desde el gobierno federal.

También hay que tomar en cuenta el papel que jugará en este proceso el experimentado político Manlio Fabio Beltrones, con quien Gándara se reunió a principios del pasado mes de octubre.

Por esas fechas, el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, afirmó que su partido negocia alianzas con el PAN y el PRI en al menos cuatro entidades: Sonora, Michoacán, Zacatecas y Nuevo León. La pesadilla para Morena, como dijimos al inicio de este texto, podría empezar en Sonora.

OFF THE RECORD

**TRABAS A SÍ POR MÉXICO

¿De quién fue la decisión de cancelar la reservación del Polyforum Cultural Siqueiros que tenía el movimiento ‘Sí por México’?

Este martes, el movimiento realizaría ahí su Convención Nacional Ciudadana, con la asistencia de los dirigentes nacionales de PRI, PAN y PRD.

La cancelación de la reservación es una mala señal en pleno proceso electoral en marcha.

Por fortuna, el evento de todos modos se realizará, ahora en el Hotel Royal Pedregal, a las 11:00 horas.

**OTRA PIFIA DE AMLO

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad le corrigió la plana al presidente Andrés Manuel López Obrador, al aclarar que el empresario Claudio X. González Guajardo dejó de formar parte de esta organización desde julio de este año.

La aclaración vino a cuento debido a que en la mañanera de ayer, el primer mandatario se refirió al empresario en forma nada amable y lo vinculó indebidamente con Mexicanos contra la Corrupción.

Correo: [email protected]

Twitter: @pepecontreras_m