ENFRENÓN AL POPULISMO

-Publicidad-

La derrota de Donald Trump en las recientes elecciones presidenciales de Estados Unidos representa un enfrenón de golpe al populismo, que tendrá repercusiones a nivel mundial y de manera muy especial en México.

El resultado de las elecciones estadounidenses es el inicio de la vuelta a la sensatez en el vecino país del norte, que vivió con el Jesús en la boca durante los últimos cuatro años debido a las ocurrencias y tonterías de quien ocupa aún la Presidencia de la República.

-Publicidad-

En realidad, la mayoría de votantes estadounidenses votó desde hace cuatro años en contra del populismo, pues la candidata demócrata de entonces, Hilary Clinton, obtuvo más votos que el republicano Donald Trump, quien aún así fue proclamado presidente gracias al sistema electoral de Estados Unidos.

Pero esta vez, ni las singularidades del sistema electoral, basado en votación indirecta, pudieron evitar que se materializara el sentir de la mayoría de la población, que a través de las urnas expresó un “ya basta” a las locuras del magnate Trump.

Los mexicanos debemos celebrar la derrota del magnate, un claro enemigo de nuestro país. Ese enfrenón al populismo repercutirá en el ánimo de nuestros votantes, quienes irán a las urnas en junio del próximo año para votar por la continuidad o la ruptura del proyecto político de nuestro propio presidente populista.

Pecó de arrogancia durante el ejercicio del cargo. Insultó y exhibió públicamente a sus adversarios, se valió de decretazos para burlar la ley, denostó a los medios de comunicación y a los periodistas críticos y renegó de las instituciones.

Hablamos, por supuesto, de Donald Trump, pero claramente podríamos describir con las mismas palabras a nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien en los dos años que lleva de gobierno demostró ser una copia al carbón de su homólogo estadounidense.

La pandemia del Covi-19 sirvió para confirmar la gran similitud entre Trump y López Obrador. Ambos minimizaron la pandemia,  renegaron del uso de cubrebocas y abordaron el problema de una manera tan ineficiente, que sus respectivos países están en los primeros lugares de muertes por esa causa.

Los votantes estadounidenses la pasaron la factura a Trump al negarle la reelección y enviarlo así a la nada prestigiada lista de solo cinco presidentes de Estados Unidos que no han sido reelectos en los últimos 100 años.

La pregunta ahora es si los mexicanos votarán dentro de siete meses en contra del proyecto político y lo que representa la figura de López Obrador, lo que significaría la pérdida del control del Congreso al partido Morena y sus múltiples rémoras.

OFF THE RECORD

**EL RIDÍCULO

Por cierto, qué papelazo hace el presidente López Obrador al negarse a reconocer el triunfo de Joe Biden, cuando prácticamente toda la comunidad internacional le ha enviado ya felicitaciones.

Al negarse a reconocer el triunfo de Biden, López Obrador se suma al pataleo de Trump, que –una coincidencia más–  se niega a aceptar su derrota.

¿A qué le tira nuestro presidente?

**TODOS APROBADOS

La SEP emitió una serie de orientaciones a profesores desde preescolar hasta secundaria, entre las que destacan el aprobar a todos los alumnos sin importar la calificación que pudieran obtener.

En una circular de nombre tan largo como un párrafo emitida por un área de nombre igual de grande, la SEP reconoció que debido a las clases online hay muchos alumnos con quienes se ha tenido una comunicación prácticamente inexistente.

Y como no hay forma de controlar la asistencia a clases, la solución es muy sencilla: todos quedan aprobados.

[email protected]

twitter:@pepecontreras_m