MORENA: EL ATAQUE AL INE ES UN SÍNTOMA

La conducta observada en los últimos días es propia de quien siente que no tiene asegurado el triunfo en los comicios

0
20

La campaña de ataques en contra del INE por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, de las cúpulas de Morena y de sus simpatizantes fieles, es un síntoma de lo que padece este partido, una gran incertidumbre respecto al resultado que obtendrá en las elecciones del próximo 6 de junio.

La conducta observada en los últimos días es propia de quien siente que no tiene asegurado el triunfo en los comicios y en consecuencia intenta debilitar al órgano electoral con la idea de echarle la culpa de antemano de la eventual derrota en las urnas.

Esta conducta es típica en el líder político y moral de Morena, quien nunca en toda su trayectoria ha reconocido el resultado de las elecciones cuando pierde. Su teoría del complot y del fraude la ha usado una y otra vez cuando el voto no le favorece.

Lo hizo en las dos ocasiones en que fue candidato al gobierno de Tabasco, en ambas derrotado por el PRI, el partido en el que se formó. Lo hizo también en los dos primeros intentos por llegar a la Presidencia de la República, cuando, como cada vez que pierde, alegó fraude.

Pero en todos esos casos, la descalificación del órgano electoral comenzó desde antes de las campañas. López Obrador aprovechó el tiempo previo a las campañas para atacar a los responsables de organizar los comicios de tal forma que después de la jornada pudiera colocarse en el papel de víctima del fraude y de la “elección de Estado”.

Llama la atención que ahora, en la víspera de las elecciones legislativas federales que determinarán el rumbo de su proyecto político, López Obrador retome su estrategia de intentar debilitar al órgano electoral pero ahora desde el lugar preponderante que le da el hecho de ser el presidente de la República.

Morena, lo hemos dicho en otras entregas, no las trae todas consigo. Sus pugnas internas, el tribalismo heredado del PRD, la disputa que se dará en cuestión de días por las candidaturas a diputaciones federales y la ausencia del efecto López Obrador que le dio tanto impulso en el 2018 pintan un panorama incierto para el partido en el poder.

El líder político y moral de Morena lo sabe. El dirigente nacional formal y los liderazgos de las principales tribus también.  Ven venir el ramalazo que recibirán en las elecciones de junio y por eso emprendieron esta campaña de ataques, muchos de ellos virulentos, en contra del INE.

Te puede interesar | BUSCAN SU REELECCIÓN CON RECURSOS PÚBLICOS

Por cierto, alguien debería recordarle a las cúpulas de Morena que el presidente del INE, Lorenzo Córdova, obtuvo el cargo de consejero del entonces IFE en el 2011, quien fue impulsado por el PRD, partido en el que militaban todos los morenistas que ahora buscan su linchamiento.

Y que en el 2014 se convirtió en el primer presidente del INE también gracias al impulso del PRD, cuando todos los morenistas que ahora lo atacan seguían militando en este partido.

El presidente del INE ha cometido errores, pero durante su gestión ha intentado conducir al Instituto en el marco de su autonomía sin actuar facciosamente a favor de quienes lo impulsaron para estar en donde está. Esto es, quizá, lo que los ex perredistas ahora enquistados en Morena no le perdonan.

OFF THE RECORD

**CONTRA ABUSADORES

El pasado miércoles, las comisiones de Igualdad de Género y No Discriminación y de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE aprobaron la creación de un grupo interdisciplinario que revisará y corroborará la información que los candidatos a cargos de elección popular presentaron sobre violencia familiar y de género.

Quien haya mentido en su declaración 3de3 sobre el tema o quien haya recibido sentencia firme por abuso doméstico o sexual será sancionado con la cancelación de su registro como candidato.

**CINISMO EN TULUM

El presidente municipal de Tulum, Víctor Mas Tah, desperdició la oportunidad de guardar silencio en el caso del asesinato de la migrante salvadoreña Victoria Salazar.

El alcalde afirmó que los policías que sometieron a Victoria y le provocaron la muerte tenían capacitación en derechos humanos y perspectiva de género.

¿Y si no la hubieran tenido? ¿Habrían matado a Victoria con más saña que como lo hicieron?

La declaración del alcalde es cínica e inoportuna.

Correo: [email protected]

Twitter: @pepecontreras_m