¡MORELOS Y TODO MÉXICO SON NARCOESTADO!

Ricardo Alemán
Especial

Era un secreto a voces.

Secreto que muchos en el estado de Morelos sabían y “cuchicheaban” otros tantos en comederos políticos y entre la clase política estatal.

Y el secreto se hizo público cuando medios nacionales difundieron una fotografía en donde aparece el gobernador de Morelos flanqueado por Irving Eduardo Solano Vera, jefe de plaza de Guerreros Unidos en Morelos; Homero Figueroa Meza, jefe del Cártel Tlahuica y Raymundo Isidro Castro, jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El secreto de que Cuauhtémoc Blanco, el ignorante gobernador salió bueno para convertir a Morelos en territorio de las bandas criminales.

-Publicidad-

Grupos mafiosos que lo mismo secuestran, roban, asaltan y mantienen aterrada la otrora floreciente “eterna primavera”, además de que arruinan los motores económicos de Morelos; la industria inmobiliaria y las antaño rentables actividades agropecuarias.

Y es que desde el momento en que el exfutbolista llegó al gobierno de Morelos, una de sus primeras decisiones fue reunir a los jefes de las bandas criminales, no para llevarlos presos, sino para “negociar sus cuotas” en los jugosos negocios criminales.

Lo cierto es que el modesto exfutbolista y párvulo de la política entendió a la perfección lo mismo que su amigo y jefe político, López Obrador, quien desde sus tiempos de candidato presidencial ofreció amnistía pública a los jefes de las bandas criminales, quienes habrían financiado la construcción de Morena y la campaña presidencial.

Sí, igual que AMLO, “Cuau” entendió que a los capos y sus mafias no se les combate, se les abraza y convierte en socios del poder y del dinero.

Aliados que, a cambio de protección e impunidad, convirtieron al poder político y a los políticos en socio; negociantes de la industria del crimen, que incluye narcotráfico, extorsión, trata de personas, secuestro, robo y asalto.

Y de todos esos “negocios criminales” son socio lo mismo Cuauhtémoc Blanco, que López Obrador y los gobernadores de Sinaloa, Sonora, Nayarit, Michoacán, Zacatecas y San Luis Potosí, entre otros  

Pero si el mismísimo presidente, López Obrador, dejó en libertad a Ovidio Guzmán –motejado como “El Chapito” –, y saluda a la madre de “El Chapo”, ¿qué no harán los gobernadores de Morena y sus aliados?

Lo cierto es que asistimos a la confirmación de que en el gobierno de Obrador todo México es un “narcoestado”, en donde sólo las bandas criminales mandan.

Y la ratificación la vimos ayer mismo, cuando en muchos puntos estratégicos de Morelos –para que todo el mundo lo sepa–, apareció colgada la siguiente “manta”, con un mensaje contundente.

“Aquí se rompen los acuerdos jorobado hijo de tu puta madre, no se te ocurra desconocer los acuerdo mierda, deja de darte baños de pureza.

“Acuérdate quien te mandaba dinero para comprarte ropa culera, me respetas y te respeto de lo contrario soltaré datos exactos de la muerte de Samir.

“Acuérdate de todos los favores que me pediste antes de la llegada de AMLO a Morelos y para muestra acuérdate que la iglesia nos unió pendejo, también recuerda un poco de nuestros negocios en sapac, no te hagas pendejo Cuauhtémoc Blanco, a mi me respetas, y no te hagas pendejo, tu sabes dónde es esa foto y salúdame mucho a Hugo Erick.

“Entiende puto que si me respetas te respeto y todos tus pinches gatos están de testigos de nuestra amistad que ahora quieres traicionar puto.

  1. Si quieres más datos específicos sigues chingando tu madre cabrón”. (fin de la cita)

Pero tampoco es novedad la complicidad criminal entre Morena y las bandas mafiosas.

Lo cierto es que desde hace casi cinco años –el 24 de julio de 2017 en el Itinerario Político titulado: “¿Financia el narco a morena?”–, aquí documentamos tales nexos.

Por eso, a continuación un extracto de aquella entrega.

“La pregunta anterior es obligada porque en Iguala y en Guerrero sólo AMLO no sabía que “Los Abarca” –el alcalde en funciones y su esposo –la candidata a sucederlo cuando ocurrió la tragedia–, eran jefes de la más poderosa banda criminal de Guerrero; los “Guerreros Unidos”.

“Y es que, como aquí lo documentamos en su momento, entre las últimas decisiones como jefe real del PRD, Obrador impuso a José Luis Abarca como candidato a la alcaldía de Iguala, a pesar de que parte del municipio sabía y le exigía a gritos que no metiera al narcotraficante al PRD.

“AMLO no escuchó. Impuso a Abarca y el resto de la historia la saben.

“¿Por qué López Obrador no escuchó y por qué impuso a José Luis Abarca, a sabiendas de que la esposa de éste era parte de una familia criminal?

“La respuesta la conocen todos en el PRD, pero pocos se atreven a hablar del tema. 

“Los Abarca fueron protegidos por López Obrador porque el alcalde de Iguala financió el activismo de AMLO en Guerrero y la construcción de Morena.

“Y cualquiera podría preguntar: ¿Y las pruebas?

“La respuesta sería la misma que, en su momento, ofreció Bejarano: “Andrés sabe todo, pero no es tonto”.

“Sin embargo, en los previos a la elección del 4 de junio pasado (junio de 2017 en el estado de México), revelamos el testimonio de perredistas mexiquenses, avalados por información del Cisen, que confirmaron que las señoras Yeidckol Polevnsky y Delfina Gómez fueron las responsables del trabajo político en Guerrero para recaudar dinero producto del crimen a cambio de posiciones políticas. Las señoras nunca desmintieron la versión y menos su partido, Morena.

“Y viene a cuento el tema, porque la historia se repite en Tláhuac, en donde el jefe delegacional, Rigoberto Salgado –y muchos integrantes de su familia–, han sido señalados como políticos vinculados con el crimen organizado.

“Resulta que “Rigo” Salgado fue comisionado de manera directa por AMLO como encargado de Morena en Durango, donde se habría vinculado con el crimen organizado, en especial con el gobernador Herrera Caldera.

“Luego AMLO lo impuso en Tláhuac, en donde según testimonios habría sido “tapadera” de “El Ojos”, el jefe del llamado Cártel de Tláhuac, abatido por La Marina.

“Todos en esa demarcación de la capital del país sabían que el jefe delegacional, de Morena, utilizaba a los “mototaxis” y al comercio informal.

para la promoción de Morena, al tiempo que los mismos “mototaxis” y los ambulantes estaban al servicio de “El Ojos”.

“La historia se ha repetido por años. Por eso volvemos a preguntar; ¿Morena está vinculada al narco? Al tiempo. (Fin de la cita)

A cuatro años de distancia del anterior Itinerario Político queda claro, para todo el que quiera verlo, que todo México –incluido Morelos–, es parte del “narco-estado” imperante en México.

Al tiempo.