Moody´s prevé perspectiva negativa para estados mexicanos en 2020

Las aportaciones que van a salud, educación y seguridad solo crecerán 3.2 por ciento

Moody´s
-Publicidad-

La calificadora Moody´s Investors Service prevé una perspectiva negativa para los estados mexicanos en 2020, a causa de una caída en las transferencias federales, situación que se desprende de un desempeño económico débil, sumado a un margen limitado para recortar el gasto.

El panorama de la economía del país para el año entrante, se torna complicado, pues esta perspectiva negativa se une a la caída en la expectativa de crecimiento para México de Standard & Poor´s a 0.1 por ciento.

-Publicidad-

“El crecimiento de transferencias federales será uno de los menores de los últimos diez años, pues el aumento esperado del Producto Interno Bruto (PIB) para 2019 y 2020 estará por debajo del promedio observado en el periodo 2011-2018, lo que limita el incremento de las participaciones (transferencias no etiquetadas) que están en función de la recaudación federal”, explicó la agencia en un comunicado.

Te puede interesar | Senado congela dictamen contra outsourcing, iría a Parlamento Abierto

Moody’s considera que que el desarrollo de las participaciones en 2020 será de aproximadamente 3.4 por ciento, menos de la mitad del promedio de 8.6 por ciento que se registró entre 2011 y 2018. Tales transferencias significaron 40 por ciento de los ingresos totales de 2018.

Asimismo, las aportaciones que van a salud, educación y seguridad solo crecerán 3.2 por ciento, mismas que representaron 37 por ciento de los ingresos netos el año pasado.

“El Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) se mantendrá estable y podrá cubrir una caída en participaciones, las iniciativas para incrementar los ingresos propios en algunos estados son positivas, pero no compensarían la baja en transferencias federales”, agregó.

Por otro lado, la calificadora enfatizó que “los gastos operativos seguirán creciendo y los gastos de capital se han reducido a niveles mínimos; además, las elecciones en 2021 podrían limitar aún más la contención del gasto y cambios a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios (LDF) podrían modificar la tendencia de deuda y de finanzas públicas”.

Con información Milenio