¿Miedo? Conacyt ordena no recibir amparos, demandas o cualquier notificación judicial

El Conacyt ordenó no recibir amparos, demandas o cualquier notificación judicial. ¿A qué le teme Álvarez-Buylla?

¿Miedo? Conacyt ordena no recibir amparos, demandas o cualquier notificación judicial
Foto: El Economista

De mal en peor, pues el Conacyt ordenó no recibir amparos, demandas o cualquier notificación judicial, con lo que da la impresión que la institución encabezada por María Elena Álvarez-Buylla tiene miedo de algo.

Bajo el argumento del incremento en casos de Covid-19, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) publicó un acuerdo con el que suspende las actividades de la Unidad de Asuntos Jurídicos.

Sin embargo, tal decisión no cayó nada bien entre los alumnos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), ya que, a su consideración, es un intento para no recibir todos los amparos de proceso irregulares, como la designación de José Antonio Romero Tellaeche como director y los intentos de Álvarez-Buylla por cambiar su Estatuto General sin convocar al Consejo Académico tal y como lo estipula el reglamento vigente.

Durante la edición matutina del Diario Oficial de la Federación (DOF) se publicó el “Acuerdo por el que se suspenden las actividades que se indican en la Unidad de Asuntos Jurídicos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, derivado del incremento de casos confirmados de personal que ha contraído el virus SARS-CoV-2 (COVID-19)”, ordenado por Álvarez-Buylla.

-Publicidad-

Dicho acuerdo se integra por dos artículos; el primero establece que “los trámites que se reciban por cualquier medio durante el periodo de suspensión de términos se tendrán por recibidos el día hábil inmediato siguiente de terminada la suspensión referida, día en el que también se reanudarán los plazos que hayan quedado suspendidos por virtud del presente instrumento”.

Mientras que el segundo establece que “se suspende la totalidad de las actividades de la Unidad Asuntos Jurídicos, y de las áreas adscritas a la misma, en lo que respecta a la defensa y representación de los intereses del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología ante las diferentes autoridades jurisdiccionales, contencioso administrativas, administrativas y del trabajo en todos los ámbitos de su competencia.

También detalla que “la Oficialía de Partes del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, ubicada en Avenida Insurgentes Sur número 1582, Planta Baja, Colonia Crédito Constructor, Alcaldía Benito Juárez, C.P. 03940, de esta Ciudad de México, deberá abstenerse de recibir promociones, demandas, juicios de amparo, emplazamientos, requerimientos judiciales, así como cualquier otra notificación proveniente de las autoridades jurisdiccionales, contencioso administrativas, administrativas y del trabajo en todos sus ámbitos de competencia cuya atención corresponda a la Unidad de Asuntos Jurídicos, conforme a la competencia de dichas áreas en términos de los artículos 26, 43 y 44 del Estatuto Orgánico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología”.

Ante esta situación, Javier Martín Reyes, doctor en derecho, dio a conocer que, “Hoy se publicó este acuerdo de @ElenaBuylla, con el que pretende que @Conacyt_MX no reciba ninguna notificación. Cree que así podrá frenar los amparos contra la ilegal designación de Romero y el ilegal cambio de estatutos”.

Además, el analista político Leonardo Núñez aseguró: “como @ElenaBuylla sabe que ella y su director ilegalmente impuesto en el CIDE violan la ley como respiran, le ordena al jurídico de @Conacyt_MX que baje la cortina para no recibir notificaciones de amparos. ¿Cómo era ese mantra de nada por la fuerza y todo por la qué?”

Por su parte, Carlos Bravo Regidor detalló: “Conacyt pretexta pandemia para no recibir ninguna notificaciones sobre los conflictos que está creando. Así quiere dejar en la indefensión a los afectados. Primero violaron las reglas. Luego quisieron cambiarlas y no pudieron. Ahora quieren cerrar cualquier vía de impugnación”.

No paran los problemas en la academia mexicana, ya que el Conacyt ordenó no recibir amparos, demandas o cualquier notificación judicial. ¿A qué le teme Álvarez-Buylla?

Con información de El Universal

JZ