Mario Molina vuelve a criticar la política energética de AMLO

El premio Nobel advirtió que "México está retrocediendo al siglo anterior" con la política energética impulsada por López Obrador

Mario Molina crítica política energética
Foto: Especial
-Publicidad-

Para Mario Molina, premio Nobel de Química, en México debería estár prohibido el Fuel Oil —que se usa para generar electricidad—, pues el alto contenido de azufre de este proceso pone en peligro la salud humana y la atmósfera terrestre.

De acuerdo con Molina, dicho subproducto del proceso de refinación se mantiene en nuestro país por la incapacidad de las refinerías a la hora de procesar de manera eficiente todo el petróleo nacional.

-Publicidad-

“El Fuel Oil debería estar prohibido (…) El petróleo crudo está obsoleto, y más aún el Fuel Oil, que también tiene serios problemas relacionados con la contaminación del aire”, comentó el científico en una entrevista que le concedió a la agencia Reuters.

Ante esta situación, una reciente investigación de Reuters reveló que una de las plantas de energía más grandes de México, que opera la Comisión Federal de Electricidad (CFE) dirigida por Manuel Bartlett, quemó de manera casi exclusiva Fuel Oil entre 2016 y 2019, algo que violó los límites de azufre establecidos por la ley.

En ese sentido, las emisiones de la planta termoeléctrica de Tula, ubicada en el Valle de México, mostraron que una de las centrales eléctricas más contaminantes de América del Norte.

“El contenido de azufre durante cada uno de esos cuatro años-detallado en informes anuales de operaciones de la planta- fue de al menos 3.9 por ciento, casi el doble del límite del 2 por ciento fijado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para seis corredores industriales, incluyendo la zona de Tula”, detalló el sitio Infobae.

Sobre estas irregularidades, Molina reiteró que “es muy preocupante” que las emisiones de la planta puedan llegar a la capital, lugar en el que viven o trabajan más de 20 millones de habitantes.

Por otro lado, el experto criticó la política energética que ha impulsado el presidente Andrés Manuel López Obrador, misma que busca incrementar la producción de petróleo y construir una refinería que sería la más grande del país.

México está retrocediendo al siglo anterior o al anterior, en un momento en el que todos los expertos del planeta están totalmente de acuerdo en que estamos en una crisis climática”, advirtió Molina.

Además, el trabajo de Reuters exhibió que la CFE ha cometido otra violación a los estatutos, pues reportó altas emisiones de dioxido de azufre —un contaminante atmosférico nocivo—. Sin embargo, eso no está siendo registrado por la planta de Tula, a pesar de que así lo exige la ley.

Cabe recodar que las leyes mexicanas establecen multas entre 82 mil dólares y 820 mil dólares por incumplir lo limites de contaminantes en los combustibles, donde se incluye el contenido máximo de azufre.

Con información de Infobae 

JZ