Maduro aprueba compra de tecnología israelí para hackeo de celulares

“UFED Premium” es el software de última tecnología en hackeo telefónico que la empresa de Israel, Cellebrite, le vendería al gobierno venezolano

Especial
-Publicidad-

Recientemente el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, autorizó 12 millones de euros para la modernización del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), donde prioriza las labores de inteligencia sobre sectores como el de salud.

Con este nuevo convenio el gobierno venezolano destinará 51 mil 300 euros para la compra de equipos tecnológicos “Cellebrite Touch2”, que permiten extraer información de teléfonos celulares y computadoras que sean “usados para delitos”, informó el medio oficial VTV

-Publicidad-

“Recursos aprobados de inmediato, para que ustedes avancen en las investigaciones”, manifestó Maduro el pasado 17 de noviembre, en el marco de la VI Expocriminalística 2019

Te puede interesar | Tras ordenar bloqueos de alimentos, Bolivia denunciará a Evo por crímenes de lesa humanidad

Sin embargo, la nueva inversión del país caribeño en su seguridad interior ya prendió las alarmas de varios sectores de la población, pues con esta herramienta tecnológica el gobierno tendría más control sobre la información.

UFED Premium” es el software de última tecnología en hackeo telefónico que la empresa de Israel, Cellebrite, creó y ha puesto a la venta a varios gobiernos del mundo.

“En este contexto país, que se apruebe su compra, puede ser una herramienta para utilizarse contra los periodistas“, comentó una fuente anónima al medio NTN24. 

Incluso, varias organizaciones civiles comenzaron una campaña para pedirle al gobierno israelí que no continúe con las negociaciones: 

“Urgimos a la gerencia de la empresa Cellebrite basada en Israel, su empresa matriz Sun Corporation, el Gobierno de Israel, y cualquier otro gobierno en una posición apta, a que actúen rápidamente para prevenir la venta de cualquier tecnología de extracción de datos o vigilancia al gobierno de Venezuela. La integridad de muchos periodistas, sus fuentes, activistas y defensores de derechos humanos podría depender de ello”, alertaron. 

Con información de NTN24.