Los funcionarios de la 4T que han escondido propiedades millonarias

Especial
-Publicidad-

La Cuarta Transformación, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, trazó una ruta que según él, será la base de la transición de su gobierno ¿Cuáles son? Austeridad, ahorros y anticorrupción. Sin embargo, la realidad es que esa ruta tiene baches y hasta otros caminos.

Recordemos que en enero de 2019, justo un mes después del inicio de su administración, el mandatario López Obrador dijo que “quien no declare sus bienes no tiene cabida en este gobierno”. ¿Y qué pasó?

-Publicidad-

Olga Sanchéz Cordero, Jiménez Espriú, Julio Scherer Ibarra, incluso la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Irma Erendira y su esposo John Ackerman, por mencionar algunos, están en la lista de los funcionarios tranzas de la 4T.

Julio Scherer Ibarra, titular de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, es propietario de un departamento ubicado en el número 530 de Park Avenue, en Nueva York, una de las zonas más cotizadas de Estados Unidos. Sin embargo, no está en ninguna de sus declaraciones patrimoniales públicas presentadas ante la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Recordemos que la titular de la Segob, Sánchez Cordero y el exsecretario de Comunicaciones y Transportes, Jiménez Espriú tenían sendos departamentos en Texas, EU. Ambos justificaron la omisión de estos inmuebles en sus declaraciones patrimoniales de forma diferente.

TE PUEDE INTERESAR | Cienfuegos se va tranquilo a casa; pruebas de la DEA son invalidadas en México

En cuanto a la secretaria de la SFP,  Eréndira Sandoval, y su esposo Ackerman, las propiedades que no declararon tienen un costo de 60 millones de pesos, cantidad cinco veces mayor a la que aparece en su declaración patrimonial.

La corrupción que tanto “anhela” el mandatario erradicar, es la que impera dentro de su gobierno, familiares y funcionarios de su gabinete han cometido actos ilícitos, contradiciendo el discurso político de López Obrador.

SG