López Obrador alimenta linchamientos contra periodistas y activistas 

Una columna del periódico Debate se señala que la poca resistencia a las críticas es uno de los indicadores que muestra la descomposición de un régimen populista

Especial
-Publicidad-

No es ningún secreto que el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene un odio y desprecio en contra de aquellos periodistas y medios de comunicación que critican su forma de gobernar, que no están de acuerdo en sus políticas y que no piensan igual que él.

Es por ello que cada día en sus conferencias matutinas él ha sido el principal promotor de ataques en contra de la prensa mexicana y para ello ha usado términos como “prensa fifí”, “hampa del periodismo” y “prensa conservadora” para desacreditar y difamar a aquellos medios críticos de su gobierno.

-Publicidad-

En ese sentido, no hay que olvidar que hay periodistas paleros de la 4T que están presentes en las mañaneras de AMLO para formular preguntas a modo para el mandatario tabasqueño; sin embargo, también están presentes para defender a López Obrador de “ataques” de sus “enemigos”.

El caso más reciente es el del periodista AMLOver Marco Antonio Olvera quien pidió investigar a las personas que están detrás del paro nacional de mujeres, esto al acusar sin evidencias que era financiada por los opositores de Andrés Manuel; en respuesta la activista Frida Guerrera esperó a que terminara la conferencia para encararlo y reclamarle dicha acusación.

Te puede interesar | Doble moral: “Kiko” Arreola, el fascista que se queja del fascismo

Otro caso de ataques de reporteros AMLOvers contra periodistas es el de la youtuber Sandy Aguilera, quien aseguró que era mejor ser corrupto y sinvergüenzas que gato, esto en respuesta a señalamientos de un reportero quien acusó a estos paleros de la 4T de recibir “chayote”.

Por último, en una columna del periódico Debate titulada ‘Censura cuando periodistas atacan a periodistas para defender a políticos’, se señala que la poca resistencia a las críticas es uno de los indicadores que muestra la descomposición de un régimen populista; por lo cual la prensa no tiene nada que hacer para defender políticos y gobernantes que están en decadencia.

Por ello, el hecho de que un reportero o medio ataque a sus “adversarios” es sólo una muestra de un perverso sistema político para defender un gobierno conservador.

Como verán, en lo único que resultó bueno AMLO es sembrar odio tanto en los mexicanos como entre los periodistas; esto con el único objetivo de separar aún más a la sociedad y el siga conservando el poder.