Llega AMLO al segundo informe con récord en declaraciones estúpidas

Las declaraciones del titular del Ejecutivo llegan a ser graciosas pero resulta preocupante que la máxima autoridad de una nación no tenga ni el léxico correcto para su posición

Especial
-Publicidad-

En la víspera del segundo, o cuarto, ya ni sabemos cuál es el informe de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ante ello es imposible no recordar varias de sus frases que se convirtieron en célebres por lo desatinadas que resultaron ser.

Para nadie ha resultado fácil este 2020, pero contar con una figura presidencial que minimice el impacto de una pandemia, que le preocupe poco o nada la crisis económica por la que atraviesa el país y que se codeé con personajes vinculados con grupos delictivos no genera mucha confianza.

-Publicidad-

Sobre todo cuando se expresa de manera desinteresada por cada uno de estos temas. Por ello, realizamos este top de “ocurrencias” dichas por el tabasqueño durante su segundo año de gobierno con la certeza de que se quedarán muchas declaraciones fuera.

Te puede interesar | VIDEO: Las “ocurrencias” de AMLO contra el COVID-19

 -“Tenemos que atender el asunto, pero no exagerar”.

-“Serenos, tranquilos, tenemos la capacidad para enfrentar esta situación”.

-“Hay quienes quisieran que nos fuese mal”.

-“En cuanto a México, siento que no vamos a tener problemas mayores…”

-“Miren, lo del coronavirus, eso de que no se puede uno abrazar… hay que abrazarse, no pasa nada”.

“Detente enemigo, que el corazón de Jesús está conmigo”.

-“No dejen de salir. Vamos a seguir haciendo la vida normal”.

-“De acuerdo a nuestros técnicos, el 19 de abril vamos a poder salir de la gravedad”.

-“…por eso vamos a salir fortalecidos, o sea, que nos vino (la pandemia) esto como anillo al dedo para afianzar el propósito de la transformación de México”.

-“México es, después de la India, el país con menos infectados por coronavirus”.

-“No es posible que afecte tanto una pandemia en lo económico en lo social, por qué afecta más de la cuenta una pandemia así…”

-“Vamos bien, porque se ha podido domar la epidemia”.

-“Se redujo el contagio, se volvió horizontal”.

-“Está en proceso, hay un grupo de especialistas y están trabajando en la metodología y en los indicadores que van a integrar la nueva forma de medir el bienestar”.

-“Ahora que hubo una polémica por un comentarista de redes sociales que fue invitado para un debate, me enteré de que existe… ¿Cómo se llama? CONAPRED”.

-”El día que estuvimos en Mérida traía yo una guayabera yucateca, y sí me quedaba un poco larga, me hicieron una hasta como por acá, parecía yo el comandante borolas”.

– “He levantado al sistema de salud pero aún está débil… ”

-“…estamos aplicando una fórmula que nos está dando muy buenos resultados, la vamos a patentar, es economía moral hecha en México”

-“Estaba viendo ayer, no sé si sea cierto, que los del PAN ya presentaron una denuncia porque quieren que yo me ponga cubrebocas. Me voy a poner un tapabocas cuando no haya corrupción, entonces ya dejo de hablar”.

-“Tener que tener, además de profesionalismo, mucha fortaleza espiritual, tener mucha consciencia de la función de cada una y uno de ustedes, para resistir las propuestas indecorosas, no caer en la corrupción”.

También puedes leer | Otra ocurrencia y otro despilfarro

Sin duda, las declaraciones del titular del Ejecutivo llegan a ser graciosas pero, mucho más allá de las risas que saque, resulta preocupante que la máxima autoridad de una nación no tenga ni el léxico correcto para su posición, ni asesores para dirigirse hacia sus gobernados, ni mucho menos la seriedad con la que debería tratar temas tan graves. 

 

 

MC