Las burlas y groserías de Barbosa hacia la muerte de los Moreno Valle

En varias ocasiones el gobernador de Puebla se ha referido Martha Érika de manera irresponsable

Especial
-Publicidad-

El pasado miércoles 9 de octubre, en un mitin, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, volvió a hacer una declaración desafortunada respecto al fallecimiento de Martha Érika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle.

En esta ocasión el mandatario morenista dijo que Dios castigó a quienes le robaron las elecciones de 2018, palabras que claramente hicieron alusión al hecho de que la panista lo venció en los comicios ya referidos. 

Sin embargo, esta no es la única ocasión que Barbosa Huerta ha tratado de socavar la imagen de la difunta política — que en algún momento fue su rival–.

La ciudadanía sospecha de Barbosa

Solo dos días después, el 26 de diciembre, de que Alonso y Valle murieron en el accidente aéreo, Barbosa ofreció una a entrevista a la periodista Wendy Roa, y aclaró que él no tuvo nada que ver en la tragedia que todas esos rumores solo eran “derivados del fanatismo” y la “mala fe”. 

“Creo que son derivadas de fanatismos y de mala fe, la autoridad está haciendo lo propio en materia de esclarecer las razones del accidente. Así como no me gustó que mucha gente se alegrara de todo esto, también vi lo otro y creo que hay que mantener cuidadosos y respetuosos”, comentó.

“Tiene las manos manchadas de sangre”: Martha Hidalgo 

El 28 de febrero cuando se supo que Barbosa volvería a competir por gubernatura de Puebla, la madre de Martha Érika, Martha Hidalgo, le envió una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador pidiéndole que no dejará que éste compitiera en los comicios extraordinarios para elegir al relevo de su hija. 

En dicha misiva las señora Hidalgo no tuvo ningún reparo y dijo que el miembro de Morena “tiene las manos manchadas de sangre”

“Es inadmisible y moralmente inaceptable que el señor Miguel Barbosa, quien tiene las manos manchadas de sangre, pretenda contender por la gubernatura de Puebla que le ganó mi hija Martha Érika. ¿Cómo es posible que su partido, Morena, promueva nuevamente a quien generó el odio y el enfrentamiento entre los poblanos?”, dictó parte del escrito.

Barbosa responde: “Tengo las manos limpias”

Después de la publicación de la carta de Martha Hidalgo, Miguel Barbosa no tardó mucho en responderle, en una entrevista para Imagen Radio, y lo hizo de una manera muy tajante, “tengo las manos limpias”.

Sí, esas fueron las palabras que dijo el entonces precandidato por la Coalición Juntos Haremos Historia, y hasta acusó que el PAN estaba interviniendo, pues usaba dicha misiva para hacer una manipulación con fines políticos y de perjudicar la imagen de AMLO.

“Respeto mucho el sentimiento de la señora (Martha Hidalgo, mamá de la entonces gobernadora) y de verdad debieran dejar de estarla utilizando, manipulando con fines políticos, veo a la dirección del Partido Acción Nacional ahí metida, veo inclusive metidas las manos de gente para entrar en el proceso de definición de la candidatura de Morena”, enfatizó. 

El llamado a la “reconciliación” y uso de la presunta imagen de Martha Érika

La primera gran polémica que provocó Barbosa Huerta después de la muerte de la exgobernadora poblana, llegó el pasado 3 de abril –en los primeros días de haber iniciado su campaña–.

Resulta que una imagen, misma que representó el eslogan “Juntos Busquemos las Reconciliación”, el abanderado del partido oficial apareció abrazando a una mujer que, muchos militantes del PAN y usuarios de redes sociales, consideraron que era Martha Érika Alonso, cosa que le generó un sin fin de críticas pues parecía que lucraba con la imagen de ésta.

Especial

Pero otras cosas que también se cuestionaron fue que en el recurso gráfico, el fondo se adecuo con colores y un difuminado el cual parecía aludir a nubes y al cielo. 

Con el furor de la controversia Miguel Barbosa trató de aclarar la situación y publicó en sus redes sociales que la mujer de la propaganda era una compañera de partido llamada Kennya Martinez Ortega

A los poblanos no les interesa la muerte de Martha Érika 

Siguiendo con las declaraciones desafortunadas de gobernador de Puebla, a pocos días de haber asumido ésta ofreció una entrevista a Radio Fórmula, donde mencionó que el accidente donde fallecieron los políticos no era importante para la sociedad. 

“Aquí en Puebla,  (el accidente) no es una preocupación para la sociedad, es una preocupación política, para un segmento político, no es una preocupación para la gente”, aseveró.

Después quiso amenizar esas palabras señalando que él era primer interesado en el resultado de las investigaciones.

La anécdota del Hotel MM de Puebla

El pasado 24 de agosto en el marco de la presentación del libro “Miedo y en asco en casa Puebla”, el ya gobernador contó una anécdota sobre la exgobernadora, algo que parecía no tener finalidad alguna solo que mofarse. 

Todo sucedió el 3 de julio de 2018, previo a las elecciones de aquel año, cuando simpatizantes de Morena entraron al Hotel MM de Puebla, lugar que según estos lo utilizaban como “laboratorio electoral” para manipular el resultado en las urnas a favor de las panistas.

De acuerdo con Barbosa Huerta la candidata del PAN se encontraba escondida en aquel lugar –específicamente en la cocina– y la dejaron salir después de varias horas por una orden que se dio desde la Ciudad de México.

“Sí estaba adentro, todo el tiempo estuvo ahí, pidieron una ambulancia para una mujer que estaba en coma diabético, pero ahí estaba Sandra Izcoa, su equipo de guardaespaldas, qué tenían que hacer ellos si ella no estaba ahí”, relató el morenista. 

Asimismo, Miguel Barbosa confesó que basó su historia en un chat que dos policías sostuvieron. O sea, eso no confirma nada. 

Días después la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) reveló que en ese lugar solo había material electoral legal, que los partidos podían usar en campaña, por lo que se desechó la teoría de que era un laboratorio, como denunció Morena.