LA TRAGEDIA DE TENERLO TODO

-Publicidad-
No es lo que tenemos, sino lo que disfrutamos, lo que constituye nuestra abundancia”. 
Epicuro
¿Qué es abundancia? Para algunos la palabra está relacionada con autos lujosos, viajes a hoteles de cinco estrellas, mansiones o joyas. Para otros, la abundancia se define como una fantástica relación de pareja o salud. No hay mejores o peores respuestas. Simplemente es algo que depende de la visión de cada uno y sus prioridades.
Lo cierto es que podemos tener una buena relación, ropa de diseñador, trabajo, viajes y no disfrutarlos. El secreto está en donde ponemos nuestra atención: ¿nos centramos en lo que tenemos o en lo que nos falta? Es aquello que lo que ponemos nuestra atención lo que define nuestra vida.
Si decidimos enfocarnos solamente en nuestras carencias, será muy difícil que podamos sentirnos plenos y felices. Esto no significa que negamos la realidad, si tenemos una deuda, pues ahí está y tendremos que pagarla, pero no podemos permitir que nuestra existencia se defina por una deuda o un problema.
La abundancia se trata de reconocer lo que ya tienes y darte cuenta de que probablemente sea más de lo que necesitas. Reconocer que has sido bendecido y mostrar gratitud por ello. El sentimiento de gratitud es un motor muy poderoso. No puedes disfrutar algo si no sientes gratitud por tenerlo.
Los psicólogos Dr. Robert A. Emmons de la Universidad de California, Davis, y el Dr. Michael E. McCullough de la Universidad de Miami, han realizado diversas investigaciones sobre la gratitud. En un estudio, pidieron a todos los participantes que escribieran algunas oraciones cada semana, enfocándose en temas particulares.
Un grupo escribió sobre cosas por las que estaban agradecidos que habían ocurrido durante la semana. Un segundo grupo escribió sobre los problemas cotidianos o las cosas que les habían enojado, y el tercer grupo escribió sobre los acontecimientos que les habían afectado (sin hacer énfasis si eran positivos o negativos).
Después de 10 semanas, aquellos que escribieron sobre la gratitud fueron más optimistas y se sintieron mejor con sus vidas. Sorprendentemente, también hicieron más ejercicio y tuvieron menos visitas a los médicos que aquellos que se enfocaron en los problemas diarios.
Sin duda una festividad que todos debemos adoptar es el Thanksgiving o Día de Acción de Gracias. Si bien es cierto que la gratitud debe sentirse todos los días, el tener un día para centrarnos en nuestras bendiciones, me parece muy positivo.
Albert Einstein, una de las mentes más brillantes de la humanidad resumió el dilema en pocas palabras: “Hay solamente dos maneras de vivir tu vida. Una como si nada fuese un milagro y la otra como si todo fuese un milagro”. 
Y tú, querido lector, ¿cuál eliges?
Buen domingo a todos.

Espero tu opinión dejando un comentario en el blog, en mi cuenta de Twitter @FernandaT o enviando un correo a: [email protected]