¡Increíble! Pasaron de la Estafa Maestra a testigos protegidos

Estos funcionarios vieron como única salida, el traicionar a sus “amigos” partidarios ante la soga mediática que la 4T les puso a cada uno de ellos

Especial
-Publicidad-

Emilio Lozoya Austin, Emilio Zebadúa y ahora Rosario Robles, exfuncionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto, que han decidió delatar ante la Fiscalía General de la República (FGR) los desvíos de recursos para las campañas electorales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y parte de otros delitos como la “Estafa Maestra”.

¿Pero quién está detrás de todo esto? De antemano podemos deducir que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador está metiendo presión para que los exfuncionarios tengan como única opción dar a conocer el verdadero modus operandi de la Estafa Maestra. Una victoria momentánea que le servirá al Cuarta Transformación y próximos comicios del 2021.

-Publicidad-

Empecemos con Zebadúa, exoficial mayor de la Sedesol y Sedatu, investigado por lavado de dinero y otros delitos relacionados con la “Estafa Maestra”, y quien ofreció a la FGR colaborar como testigo para no ser detenido, pelea al mismo tiempo en tribunales que no le decomisen sus cuentas bancarias ni propiedades.

Por otra parte, Lozoya Austin, era uno de los hombres más allegados a Peña Nieto, fue director de Petróleos Mexicanos (Pemex) de 2012 al 2016 y antes de terminar su gestión, fue acusado por los delitos de cohecho, defraudación fiscal y lavado de dinero.

Durante su administración al frente de Pemex, ocurrieron varios casos de corrupción como el de Odebrecht, la compra de Agronitrogenados y Fertinal, así como el de La Estafa Maestra, en donde se desviaron 83 millones de pesos a través de empresas fachada.

TE PUEDE INTERESAR | “La venganza de Rosario Robles”; pide ser testigo colaborador en la FGR

Ahora Robles Berlanga, ex secretaria de Sedesol y Sedatu optó por ser testigo colaboradora, solicitud que realizan hoy los abogados ante la FGR, instancia que deberá manifestar el interés y posteriormente, se recabarán las entrevistas.

Ante un gobierno con tintes autoritarios y una sed de venganza en contra de los “conservadores”, AMLO no perderá la oportunidad de utilizar toda la información declarada por Robles, Lozoya y Zebadúa, para favorecer a su gobierno.

Estos funcionarios vieron como única salida, el traicionar a sus “amigos” partidarios ante la soga mediática que la 4T les puso a cada uno de ellos. Sin duda alguna un “Reality Show” digno de un gobierno de cuarta.

SG