¿Hermano y abogado de “El Chapo” estaban junto a AMLO en el polémico saludo?

Si son o no, si habló o no con el abogado y el hermano del Chapo, el presidente no tiene justificación para acercarse amablemente a la señora, Loera

-Publicidad-

Este fin de semana, la gira a Culiacán Sinaloa, del presidente Andrés Manuel López Obrador, ha estado inmersa de criticas, tanto por realizarse en plena fase 2 de la  contingencia, como presentar polémicos actos, que sin duda, ponen en riesgo su investidura presidencial que tanto dice importarle.

Y es que, según circula en redes, que López no solo saludó a la mamá de Joaquín “El Chapo” Guzmán, sino también habló con el abogado de la familia del narcotraficante, durante su gira en Badiraguato.

-Publicidad-

Pues tras acercarse a la camioneta donde se encontraba la señora Loera (a quien saludó de mano pese a indicaciones sanitarias), el mandatario fue tomado del brazo y acompañado por el supuesto abogado de la familia Guzmán, José Luis González Mesa.

Además, también aseguran en el lugar estaba presente Aureliano Guzman Loera ‘el Guano’, hermano mayor del “Chapo” y cabecilla del Cártel de Sinaloa con orden de arresto en EU.

Asimismo, hay versiones que la visita del presidente “coincidió” con el cumpleaños de Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo”, que cumpliría 30 años, libre tras un fallido operativo de captura con fines de extradición, el pasado 17 de octubre del 2019.

Te puede interesar | “Sí, la saludé”: Así respondió AMLO tras el polémico saludo a la mamá de “El Chapo”

Vaya el cinismo del presidente, que dice que “los conservadores” siempre buscan “algo” para estarlo atacando y sacarlo del poder.

Que después de que en los últimos años, cuando el narcotráfico ha llevado la muerte de más de 25 mil personas, él diga que “cualquier persona merece respeto”. Sin embargo, es importante señalar que existen reglas y leyes. Donde la ley es clara respecto del vínculo, asociación, complicidad o relación con miembros de la delincuencia organizada.

Así que “con todo respeto”, diría el presidente, la mamá del “Chapo”, es cómplice de su hijo y de su organización, según lo define la ley.

Así que, por más “mayorcita” sea la señora, es sencillamente, la madre del que se ha considerado uno de los mayores narcotraficantes del mundo.

Entonces que ahora no venga a querer defender lo indefendible, a justificar su complicidad con la mafia. Porque simple y sencillamente, eso solo se lo “tragan” sus ‘bots’, y las personas que han enterrado su dignidad.

Indudablemente estamos viviendo una presidencia de terror, con un “líder” frívolo, que aún no logramos descifrar qué es lo que pretende dar entender con este tipo de “encuentros”.