Gobierno se contradice hasta seis veces en versión de los hechos en Culiacán

Ni siquiera ellos saben realmente el infierno que se vivió en Culiacán

Especial

El saldo del operativo para la detención de Ovidio Guzmán López, narcotraficante del Cártel de Sinaloa, dejó: 8 personas muertas, 16 heridos, por lo menos 19 vehículos incendiados, negocios destruidos y un sinfín de versiones emitidas por el Gobierno Federal.

Desde lo ocurrido, jueves 17 de octubre, hasta las últimas horas del viernes 18 de octubre, las conferencias del presidente Andrés Manuel López Obrador y la de los secretarios de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo; de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, y de la Marina, José Rafael Ojeda, varios de los datos no concuerdan entre sí.

En primera instancia, Durazo afirmó que integrantes de la Guardia Nacional y de la Sedena habían encontrado a Guzmán López luego de realizaran un recorrido de rutina en una unidad de Culiacán.

Durante la conferencia matutina, el presidente Obrador contradijo lo señalado por el secretario de Seguridad pues afirmó que no era un recorrido sino un operativo por parte del Ejército con el objetivo de atrapar al hijo de “El Chapo”.

Posteriormente, Andrés Manuel fue cuestionado sobre la, hasta entonces, supuesta orden de extradición, pregunta a la cual el mandatario prefirió no responder y cambiar rápidamente de tema.

-Publicidad-

Luego, el general Sandoval explicó que la operación no fue bien planeada y se llevó a cabo de manera precipitada, incluso reveló que no contaban siquiera con una orden de cateo, documento básico para llevar a cabo una detención como la que habían pretendido.

Te puede interesar | ¡4T de AMLO en vergüenza! Reacciona prensa internacional tras liberación del hijo de “El Chapo” 

Contrario a esta versión, Durazo declaró que sí contaban con la orden de extradición para que Ovidio Guzmán fuera procesado en los Estados Unidos, pero desde septiembre del año pasado.

A ello, se agrega la versión en la que se dijo que el narcotraficante había sido detenido durante cinco horas, pero el propio Durazo Montaño “desmintió” diciendo que en realidad nunca fue formalmente detenido.

¿Será que las autoridades en materia de seguridad de la Cuarta Transformación han quedado a deber en los primeros meses de gobierno?