Gatell insiste en que pruebas rápidas para coronavirus son ‘peligrosamente malas’

De acuerdo con el subsecretario, dichas pruebas solo tienen una eficacia del 30 al 60 por ciento

Gatell se opone a las pruebas rápidas
Foto: Presidencia
-Publicidad-

De acuerdo con Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, las pruebas rápidas para detectar el coronavirus son “peligrosamente malas”, pues su uso solo tiene una efectividad de 30 a 60 por ciento.

Fue durante su comparecencia virtual con la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, donde el funcionario detalló que tras comunicarse con expertos de Estados Unidos, Canadá y Europa, las autoridades de salud mexicanas reafirmaron su posición de que el diagnóstico de COVID-19 no se puede ni se debe establecer “con pruebas serológicas”.

En ese sentido, López-Gatell adelantó que en próximos días la Secretaría de Salud (Ssa) emitirá los criterios para el uso correcto de dichas pruebas, aunque anticipó la postura institucional a los legisladores:

“Las pruebas no se recomiendan para uso médico ni para uso en salud pública; no las van a adquirir las entidades públicas federales y recomendaremos a las entidades que no las utilicen, porque tienen consecuencias posiblemente dañinas para la población, en la medida en que pueden llevar a resultados falsos positivos o falsos negativos, y causar una sobreconfianza o confusión”, dijo el funcionario.

Por otro lado, acotó que la Comisión Federal para la Protección de Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) avaló 10 estuches de pruebas rápidas, pero eso no quiere decir que su uso es el recomendable, ya que la dependencia solo revisa que el producto cumpla con lo que promete el proveedor.

Sin embargo, advirtió que la misma Cofepris se percató de la baja calidad de esos productos.

Ante esta situación, Hugo López-Gatell insistió en que la Ssa y la subsecretaría tienen la encomienda de enunciar los criterios para la salud pública de esas pruebas y es algo que eventualmente harán basándose en los datos obtenidos de la reunión con expertos internacionales. 

Con argumentos López-Gatell sigue rechazando el uso de pruebas rápidas, pero no debemos olvidar que en otros países las utilizan para identificar a un gran número de personas infectadas e inmediatamente aislarlas, como es el caso de Alemania y Japón. 

Con información de Milenio