Estamos a nada de un incidente mayor, advierten pilotos del AICM

pilotos AICM
Foto: Archivo

Luego de que el 7 de mayo dos aviones estuvieron a punto de estrellarse en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), pilotos de dos de las principales aerolíneas comerciales advierten que en los últimos meses la saturación ha aumentado y las maniobras de “ida al aire” son frecuentes; el problema ha generado fatiga colectiva, acusan.

En entrevista con El Universal, los pilotos señalan que nunca se había visto una saturación del espacio aéreo como la que se ha dado desde la entrada en operación del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

“Estamos a nada de un incidente mayor”, advierten

Arturo “N” lleva varias décadas surcando los cielos y confiesa que en toda su carrera no había visto una saturación del espacio aéreo como la de los últimos meses, tras el inicio de operaciones del AIFA.

“Durante estos meses aumentaron los incidentes en el espacio aéreo, no sólo en el Valle de México, sino a nivel nacional. Esto que acaba de verse entre dos naves de Volaris es reflejo del día a día, solamente la puntita del iceberg. El espacio aéreo, de 6 a 8 de la mañana, parece viaducto”, relata.

El capitán asevera que, desde su punto de vista, la saturación del espacio no sólo deriva de mayor demanda, sino de la falta de coordinación, menor inversión en mantenimiento y recortes de personal, entre otras cosas.

-Publicidad-

“Llevo muchos años volando en aerolínea comercial y jamás había visto esto. Pareciera un sabotaje porque la infraestructura aeroportuaria del AICM deja mucho que desear; también el mantenimiento de pistas, de radioayudas, inclusive de servicios de la navegación ya se han vuelto precarios.

“Lo anterior aunado a recortes. Antes, por ejemplo, un controlador debía enfocarse en un sector, ahora con los recortes tiene dos o hasta tres sectores a su mando, lo que es riesgoso y cansado para él”, apunta.

Te puede interesar | Desde 2020, AICM alertó a la 4T sobre riesgo de colisiones

En el caso de pilotos, dice, los retrasos, salidas y llegadas también los afectan, pues sus jornadas son cada vez más extenuantes, de hasta 16 horas diarias, lo que los hace susceptibles a accidentes:

“Este problema ha incrementado mi jornada laboral que de por sí ya era extenuante. Son jornadas que rebasan la legalidad y no sólo para nosotros, sino para todo el personal. Esta fatiga envuelve a todo el gremio aeronáutico, tanto controladores aéreos como pilotos.

“Sí resulta urgente encontrar una solución porque se les olvida que llevamos vidas arriba. La pericia de los pilotos y controladores aéreos mexicanos es superlativa pero no estamos exentos de cometer algún error”, expone.

Arturo “N”, como pidió que le llamáramos por temor a represalias, considera que el AIFA no sólo no fue la solución al problema de la saturación del espacio aéreo, sino que lo agravó. Detalla que por problemas técnicos, aunado a la fatiga del personal, “estamos a nada de tener un incidente mayor”.

“El aeropuerto Felipe Ángeles no es malo, es bueno; sin embargo, tiene un talón de Aquiles que se llama el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que por su posición geográfica es completamente inoperante.

No se pueden operar estos dos aeropuertos al mismo tiempo. Las salidas implican más riesgo, más consumo de combustible, y las llegadas también implican más riesgo tanto para el AICM como para el AIFA.

“Si a ello le sumas el tema de la fatiga, ya te lo digo, estamos a nada de tener un incidente mayor que el que acabamos de ver entre los dos Volaris”, asevera.

“El NAIM era la respuesta adecuada ante la saturación”

Jesús “N”, otro capitán encargado de pilotar un Boeing 787, explica que desde que entró en operaciones el AIFA, el espacio aéreo se sobresaturó más, ya que las salidas de sus aviones afectan los despegues de las aeronaves en el AICM.

Las operaciones a veces se paran porque está sobresaturado el AICM o está despegando un avión del AIFA. Entonces nos limitan la altitud para ascender durante el despegue en una zona montañosa. Eso es riesgoso, a mí ya me ha pasado. Estamos estirando la liga”, declara.

Desde su perspectiva, la opción para solucionar la saturación aérea sí era el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

“El NAIM tenía estudios científicos, estudios de viento, de impacto de fauna, de formación de ruido. Estaba diseñado por Norman Foster, una eminencia a nivel mundial, que ha diseñado cerca de ocho aeropuertos top class. Iba a ser expedito.

“Íbamos a tener aproximaciones simultáneas que es lo que demanda el espacio aéreo de la Ciudad de México, sin contar que iba a incrementar exponencialmente la llegada de aerolíneas de nivel mundial como Qantas, como Singapore, Qatar, más aviones de Emirates, lo que representa derrama económica y turística, pero no, ahora en lugar de categoría, bajamos”, lamenta.

“Incidente aéreo en el AICM se politizó”, reprocha AMLO

¿No pasa nada?

Finalmente, critica al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien recientemente aseguró que “no hay ningún problema con el rediseño aéreo” en el Valle de México, y minimizó el incidente en el que dos aviones de Volaris estuvieron a punto de chocar.

“¿Cómo dice eso? Que no hay riesgo, que no pasa nada, que se exageró por denunciar el incidente. No creo que sea exageración cuando cuenten los cuerpos de las familias, incluidos los de nosotros. No creo que sea exageración que me vayan a enterrar mi esposa y mis hijos”.

Con informción de El Universal
AIS