Armar a niños para combatir la delincuencia es un crimen de lesa humanidad: Redim

Cabe mencionar que alguno de estos niños son hijos de personas fallecidas en el brutal ataque del pasado 17 de enero

-Publicidad-

Niños armados como policías comunitarios marcharon ayer en Chilapa, Guerrero, junto con habitantes de diferentes poblados, exigiendo a las autoridades estatales y federales que cumplan con sus exigencias para dar seguridad en la zona. 

Ante ello, la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) condenó el hecho, y advirtió que se incurre en un delito, pues señaló es que esto es “un crimen de lesa humanidad”. 

-Publicidad-

Te puede interesar | Niños armados, prueba del fracaso de la estrategia de seguridad de AMLO

Son 19 menores, los que se enfilaron a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF) para demandar al presidente Andrés Manuel lópez Obrador, la captura de Celso Ortega Rosas, líder delictivo de “Los Ardillos”, acusados se masacrar a un grupo de músicos indígenas. 

Los niños, marcharon sobre la carretera Alcozacán-Hueycatenango que desde hace seis días se encuentra bloqueada en protesta por el asesinato de integrantes del grupo musical “Sensación” el pasado viernes 17 de este mes.

Cabe mencionar que alguno de estos niños son hijos de personas fallecidas en el brutal ataque del pasado 17 de enero.