Ven un retroceso de la democracia en América Latina durante la pandemia

Esta pandemia no sólo ha dejado más de 180 mil muertes en América Latina, sino que además esto ha deteriorado aún más las reglas del funcionamiento democrático en la región

Foto: Central FM
-Publicidad-

La pandemia del coronavirus no sólo ha provocado una severa crisis en los mercados, en el comercio internacional y una profunda afectación en las economías de todos los países, sino que además ha provocado un deterioro en los sistemas democráticos.

Para ello, tenemos el caso de las naciones pertenecientes a la región de Latinoamérica, ya que a lo largo de esta crisis sanitaria se han pospuesto elecciones, ha habido cortes marginadas y se han registrado persecuciones en contra de la oposición.

-Publicidad-

Esta pandemia no sólo ha dejado más de 180 mil muertes en América Latina, sino que además esto ha deteriorado aún más las reglas del funcionamiento democrático en la región. 

Para ello, líderes tanto de la centro-derecha hasta de la extrema izquierda han utilizado esta crisis sanitaria como pretexto para extender sus mandatos, debilitar la vigilancia a las acciones gubernamentales y acallar a sus críticos, medidas que bajo otras circunstancias serían descritas como autoritarias y antidemocráticas pero que ahora se presentan como acciones salvadoras, necesarias para detener la propagación de la enfermedad.

Te puede interesar | Hay discrepancias en el gobierno, reconoce AMLO tras críticas del titular de Semarnat

Para ello, la mayoría de los mandatarios latinos han manipulado las reglas democráticas para permanecer en el poder antes de la pandemia, pero aprovecharon las condiciones de emergencia creadas por la propagación del virus para fortalecer su posición.

Sin embargo estas decisiones podrían generar nuevos y severos problemas, ya que diverso expertos han advertido que el debilitamiento gradual de las normas democráticas durante una crisis económica y la catástrofe de salud pública podrían condenar a América Latina a un crecimiento más lento, un aumento de la corrupción y de los abusos contra los derechos humanos.

En este tiempo de convulsión política, la pandemia de COVID-19 ha sumido a la región en la recesión más profunda de su historia, lo que ha exacerbado las debilidades en los sistemas de bienestar y salud y puesto en evidencia los muchos modos en que los líderes son incapaces de satisfacer las demandas de la población.

Con razón AMLO se ha referido que esta pandemia del coronavirus cayó como “anillo al dedo“, ya que con esta crisis sanitaria busca doblegar a todas aquellas instituciones que han dado forma a la democracia mexicana a fin de que nadie se interponga en la instalación de su dictadura.

Con información de El Nuevo Herald y La Nación

MSA