Va AMLO por concentración del poder en materia energética

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, presentó este jueves una iniciativa para que organismos como la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) pierdan su autonomía y pasen a ser parte de la Secretaría de Energía (Sener).

La “Iniciativa que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, a cargo del diputado Mario Delgado Carrillo, del Grupo Parlamentario de Morena” se publicó ayer en la Gaceta Parlamentaria, “por petición expresa del ciudadano presidente electo de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador”.

Es decir, el presidente López pretende que la CRE Y CNH queden subordinados a la próxima titular de la Sener, Rocío Nahle, una de las principales colaboradoras y “recaudadoras” del tabasqueño.

Así, los reguladores del sector perderán su relevancia en la reestructuración gubernamental que propone Morena. Ambos tienen autonomía de decisión para establecer las mejores condiciones del mercado y, en caso de aprobarse la iniciativa, implicaría que la Sener controlaría el mercado energético y se darían conflictos de interés, pues preside también el Consejo de Pemex y de la CFE.

Además de que la propuesta generará desconfianza en los inversionistas, ya que no habrá una figura que regule los monopolios. Es decir, respecto al futuro de los actuales contratos hechos en el sector, esta iniciativa mandará la señal de que los mercados serán controlados y no abiertos.

-Publicidad-

Por si fuera poco, el Congreso de Tabasco, donde Morena es mayoría, aprobó reformas a las leyes locales de obras públicas y de adquisiciones con el fin de dispensar licitaciones en obras. ¡Sus leyes a modo!

Un acto que incurre en la corrupción y en la que varias empresas podrían verse beneficiadas; contrario a lo que ha planteado el presidente electo Andrés Manuel López Obrador. Clara señal de que que los ajustes en las leyes de la entidad son para favorecer la adjudicación directa en caso de obras estratégicas como como las nuevas refinerías del tabasqueño.